null: nullpx
Salud

Cómo prepararte para el huracán Irma si padeces una condición crónica de salud

Diabéticos, asmáticos, personas con problemas renales o que sufren de hipertensión deben tomar medidas adicionales en caso de que decidan no evacuar.
6 Sep 2017 – 5:20 PM EDT

Ante la llegada de un feroz huracán como Irma, si sufres un problema de salud lo ideal es que que no te expongas y evacúes, pero si la condición no es grave y decides quedarte, asegúrate de estar bien preparado.

En líneas generales todos los pacientes deben tener suficientes fármacos e insumos médicos para al menos una semana y guardarlos en un bolso a prueba de agua que se pueda llevar en caso de que haya que salir rápidamente. También su historial médico y un claro conocimiento de la enfermedad que se padece y qué tratamiento se debe seguir. Además, es fundamental contar con un plan de acción para recibir ayuda si llegara a ser necesario. Pero siempre consulta a tu médico quien podrá darte indicaciones más precisas.

Durante la tormenta recuerda que los servicios de telemedicina pueden ser una buena opción para hablar con un médico sin salir de casa y en tiempo real. El mapa interactivo RxOpen muestra las farmacias abiertas y cerradas en regiones afectadas por algún desastre natural.

Si eres diabético

Cuenta con un buen suministro de agua potable. Es importante que evites la deshidratación tomando muchos líquidos, recomiendan los Centers for Disease Control.
Asegúrate de tener una buena provisión de alimentos no perecederos libres de azúcar como atún, frutos secos, nueces, vegetales enlatados, pepinillos.
Cura oportunamente cualquier herida. Recuerda que los diabéticos son más vulnerables a las infecciones. Presta especial cuidado a tus pies.
Procura mantener la insulina lo más fría posible, evita que se exponga a calor, pero tampoco permitas que se congele si la tienes enfriando junto a hielo.
El calor y la humedad pueden afectar los medidores de glucosa. Si usas uno asegúrate de revisar el empaque y busca información sobre cómo utilizarlo durante situaciones atípicas de calor o humedad.
De ser evacuado o estar en una situación de emergencia identifícate rápidamente como diabético y explica si tienes otros problemas de salud, de modo que puedan brindarte una atención adecuada.
Siempre mantén contigo algo que contenga azúcar en caso de que sufras de hipoglicemina (una baja de glucosa en la sangre).
Es ideal que también cuentes con un ID Médico que es una pulsera o collar que siempre debes llevar contigo y señalará tus problemas de salud.



Si necesitas diálisis

Revisa la lista de compras que necesitas para hacer la dieta de emergencia de 3 días si es necesario. Esta dieta busca evitar la acumulación de agua, proteína, desechos y potasio, que ocurre cuando el paciente no puede someterse a diálisis y que puede generar problemas de salud.
Ten a la mano estos números de centros en Florida que pueden ayudar a pacientes con fallas renales. DaVita:800.400.8331 Fresenius: 800.626.1297 DCI: 866.424.1990 DCI Donor Hotline/Transient Patients: 800.969.4438 DSI: 877.374.3375 ARA: 888.880.6867 RAI: 800.403.2530 US Renal Care:866.671.8772. En este link podrás encontrar información útil y actualizada sobre centros de diálisis que estarán disponibles y otros datos relevantes.
Si asistes a un centro de diálisis asegúrate de que tengan tu información en caso de que deban contactarte. También ten un plan para desplazarte hasta allí y pregunta a dónde dirigirte si cierran.
Si haces hemodiálisis en casa contacta a tu proveedor de agua y electricidad para que te pongan en una lista de prioridad a la hora de restablecer el servicio si hay cortes. Ten una linterna y baterías cerca de tu máquina de hemodiálisis. Si usas CAPD (Diálisis Peritoneal Contínua Ambulatoria) asegúrate de tener siempre cargado el aparato (la batería debe durar unos tres días).
Ten a mano tus documentos personales y médicos, así como la tarjeta de seguro. Es ideal que también cuentes con un ID Médico que es una pulsera o collar que siempre debes llevar contigo y identificará tus problemas de salud.



Si sufres de hipertensión

Si estás medicado asegúrate de tener suficientes medicinas para al menos 7 días.
Cuidado con los productos enlatados que pueden tener un elevado contenido de sodio y sal.
Ten un plan de acción: una ruta de evacuación y lista de contactos médicos a mano, así como un familiar que pueda ayudarte en caso de que se presente una emergencia.
Intenta manejar tus emociones y el estrés, que pueden incrementarse ante eventos de este tipo. Los ejercicios de respiración o la meditación pueden ayudarte.
Ante cualquier síntoma de infarto o ACV llama al 911.

Si eres asmático o tienes problemas respiratorios

Ten a mano y en suficiente cantidad (al menos 14 días) tus medicinas o inhaladores y las indicaciones sobre cómo usarlos. No olvides tus inhaladores de emergencia.
Si requieres terapia de oxígeno asegúrate de tener cilindros de oxígeno adicionales en caso de que haya cortes de luz. Bajo ningún concepto estés solo.
Si usas nebulizadores eléctricos es conveniente que compres uno portátil y que funcione con baterías.
Durante el huracán procura mantener la calma: el estrés aumenta el ritmo cardiaco y acelera la respiración. Algunos ejercicios de respiración dirigida podrían ayudarte a respirar mejor.
Después del huracán es posible que el asma empeore durante las labores de limpieza debido a la acumulación de humedad y polvo. Toma previsiones.
En vista de que los largos períodos de tiempo en refugios pueden empeorar los cuadros respiratorios, sobre todo en personas mayores, muchos expertos recomiendan que estos sean evacuados del área de desastre cuanto antes.
Cualquier duda puedes llamar a esta línea de ayuda de la American Lung Association: 1-800-LUNG-USA.


Fotos aéreas: La destrucción de Harvey a su paso por Texas

Loading
Cargando galería
Publicidad