null: nullpx
Violencia Sexual

Víctimas hispanas de violaciones en el trabajo celebran una victoria contra los acosadores

Un grupo de mujeres que sufrió abusos sexuales en el ámbito laboral rompió el ayuno en el que se encontraba tras la firma de una ley que busca impedir que se repitan esos casos.
16 Sep 2016 – 4:07 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Más de una decena de víctimas de acoso sexual celebraron este viernes la aprobación de la ley AB 1978 que pretende evitar que conserjes y trabajadoras de servicios de limpieza en California sufran abusos en el entorno laboral, una medida que fue firmada por el gobernador Jerry Brown el jueves, luego de que las mujeres iniciaran una huelga de hambre.

Con pan y pozole blanco, las protagonistas rompieron en un sentido ritual el ayuno que comenzó el lunes. El evento -al que asistió la conocida activista Dolores Huerta- volvió a contar con los vívidos testimonios en primera persona de las participantes, todas ellas victimizadas sexualmente por colegas o compañeros de trabajo.

Tal y como hiciera el martes, Leticia Soto, una mexicana de 40 años que fue violada por supervisor en Los Ángeles hace 9 años, y otras mujeres tomaron el micrófono para decir “ya basta” y relatar sus experiencias.


Dora Díaz:
“Cómo olvidar lo que me hiciste. Como un fantasma entraste en ese cubículo del baño donde yo me estaba poniendo mi uniforme, conocía los sonidos de tus pasos. Por más de un año me hiciste sentir como una niña de cinco años cuando tenía una pesadilla en las noches. Estaba congelada en la cama cuando escuchaba esos pasos de monstruo. Hoy termino con esa pesadilla que me hiciste tener en ese lugar”.

María Rubio:
“Sentí que se me salía el corazón cuando entre a limpiar el cuarto del aire acondicionado. Ahí estabas tú, como una víbora metida en un rincón. Tú me agarrarte la cara violentamente, trataste de besarme a la fuerza. Aún recuerdo tu aliento alcohólico. Recuerdo tus asquerosas manos sobre mi uniforme que trataban de poseer mi cuerpo. Actué como una fiera defendiendo mi vida, peleé contra ti y salí corriendo, gracias a Dios me pude escapar. Me siento muy orgullosa de haber contado mi historia que guarde durante 13 años, que solo mi esposo y yo sabíamos y que nos callamos por necesidad, por miedo a perder el trabajo, porque los dos trabajábamos en el mismo lugar y no sabía mis derechos como inmigrante”.

Georgina Hernández:
“Sobreviví, antes yo pensaba que era la única, pero somos miles y miles de mujeres que hemos pasado por este miedo. No fue fácil romper el silencio. LA rpiera vez ni me salía el habla, pero ahora ya no tengmo miedo, no tengo verguenza porque sé, ahora sé, que no fue mi culpa. Sobreviví. Desde niña vengo cargando este dolor. Pensaba que el mundo era cruel. Tú me hiciste perder mis sueños, mi vida se convirtió en una pesadilla donde desconfiaba hasta de mi propia sombra. Con asco me acuerdo de la primera, segunda, tercera vez que me tomaste como si yo fuera un postre. Me humillaste como si fuera un animal, como si tú fueras un león esperando tu presa”.

Ley AB 1978
La iniciativa legislativa AB 1978 fue presentada por la asambleísta Lorena González en febrero de este año dirigida a responder a una demanda de mayor seguridad para las conserjes, promotoras y empleadas de servicios de limpieza en California, en especial para aquellas mujeres que trabajan en el turno de noche.

El estudio ' La tormenta perfecta', elaborado en mayo de 2016 por la Universidad de California, en Berkeley, reveló que anualmente se registran entre 5,000 y 17,000 ataques sexuales en el trabajo: los agresores pueden ser el supervisor, un colega, un cliente. En su mayoría, las víctimas son mujeres. El Departamento de Justicia calcula que 80% de ellas trabajan en el turno de la noche. El hecho de ser mujer latina e indocumentada aumenta el grado de vulnerabilidad por el temor a presentar denuncias.

El sindicato SEIU USWW que agrupa a los empleados de limpieza en California estima que solo entre 10% y 15% de las víctimas de agresión sexual reportan sus experiencias, por lo que pocos casos llegan a juicio.

La ley firmada por Brown obligará a que a partir de julio de 2018 todas las personas que quieran poner en marcha una empresa de conserjes tendrán que registrarse en el Departamento de Estándares Laborales para que salga a la luz si tiene antecedentes criminales. Así mismo, a partir de enero de 2019, será obligado que empleados y empleadores en este sector hagan un curso para la prevención de la violencia sexual y el acoso en el trabajo. Se establecerán multas para los incumplidores.

Lea también:


*Patricia Clarembaux contribuyó para la realización de esta nota.

Más contenido de tu interés