null: nullpx
Narcotráfico

Una dosis de droga más pequeña que un 'penny', pero suficiente para matar a alguien

Uno de los más grandes decomisos de fentanilo en el país se registró en California. Eran 97 libras con el potencial de matar a 14 millones de personas. Las autoridades están en alerta debido al número de muertes y el incremento que ha tenido esta droga en las operaciones del narcotráfico en la frontera de Tijuana-San Diego.
21 Jun 2017 – 12:13 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La cantidad de droga que agentes federales descubrieron en noviembre pasado en una casa de San Diego, California, era suficiente para matar a 14 millones de personas.

Eran más de 97 libras (44 kilos) de fentanilo, una potente droga que está siendo utilizada como sustituto de heroína y de medicamentos contra el dolor, cuyo consumo ha ido en aumento de forma alarmante y ha puesto en alerta a las autoridades tanto policiales como de salud.

Una dosis de 2 a 3 miligramos de fentanilo, cantidad que en volumen es más pequeña que una moneda de un centavo, es capaz de matar a una persona adulta, advirtió la Agencia Federal Antidrogas (DEA).

Lo decomisado en San Diego, recalcó la DEA, equivale a 14 millones de dosis y tiene el potencial de matar al mismo número de consumidores, ya que el fentanilo es un opioide sintético que es 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más que la morfina.


El fentanilo: la potente droga que se propaga en EEUU

Loading
Cargando galería

La cantidad descubierta en la casa en Lemon Grove, una comunidad en el condado de San Diego que se ubica a 35 millas al norte de la frontera con Tijuana, México, es uno de los decomisos más grandes de fentanilo logrados en todo el país, anunció esta semana la DEA.

El decomiso fue resultado de una larga investigación que llevó también a la captura de Jonathan Ibarra, de 45 años de edad, Héctor Fernando García, de 46, y Anna Baker, de 30, acusados de poseer la droga con fines de distribución.

De acuerdo con la DEA, el fentanilo en polvo incautado iba a ser utilizado para incrementar la potencia de la heroína y fabricar pastillas contra el dolor similares a la oxicodona que en su nombre comercial se conoce como OxyContin.


Las autoridades de salud advierten que el consumo de fentanilo en Estados Unidos se ha extendido por todo el país a niveles alarmantes, con 5,544 muertes por sobredosis de esta droga durante el 2014, un 79% más que el año previo.

En el 2015, el consumo de este opioide sintético elevó la cifra de muertos a 9,580, pero se estima que podría ser mayor, ya que en muchos condados aún no se realizan pruebas de fentanilo en las autopsias.

La mayoría de las muertes por fentanilo se han registrado en la coste este del país, sin embargo en California también se han reportado sobredosis por fentanilo.


Debido a los múltiples casos registrados en el condado de Los Ángeles, el Departamento del Sheriff ha iniciado un programa para dotar a sus agentes de un atomizador nasal que contienen naxolona, una sustancia química que revierte los efectos de la heroína y el fentanilo para que lo administren a quienes padezcan de una sobredosis.

Los decomisos de este droga en el estado han ido en aumento al igual que la oferta y la demanda, principalmente en el área de la bahía de San Francisco, donde se cree que el Cártel de Jalisco Nueva Generación controla el mercado de la heroína.

En el 2010 en todo el estado se decomisaron 18 kilos fentanilo, mientras que para el 2015 la cantidad subió a los 86 kilos.

Decomisos de fentanilo en California a cargo de las diferentes agencias policiales, según datos de la DEA.


  • 2010: 39 libras (18 kilos)
  • 2011: 30 libras (14 kilos)
  • 2012: 35 libras (16 kilos)
  • 2013: 84 libras (38 kilos)
  • 2014: 130 libras (59 kilos)
  • 2015: 189 libras (86 kilos)

En la frontera

Aunque el sustituto de heroína con fentanilo se fabrica en laboratorios clandestinos dentro del país, la droga también se ha detectado en cargamentos que cruzan la frontera de Tijuana, México, a California, donde Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha registrado una mayor cantidad de fentanilo en sus decomisos.

En el año fiscal del 2015, tan sólo en el sector de San Diego, fueron asegurados 85 libras (39 kilos) de fentanilo, mientras que en el 2016 fueron 357 libras (162 kilos), según datos que proporcionó CBP. En los primeros cuatro meses del año fiscal 2017 (octubre de 2016 a enero de 2017) habían incautado 75 libras (34 kilos).

Más mortífera que la heroína



Más contenido de tu interés