null: nullpx
Deportaciones

Tras testificar contra el presunto agresor de su niña, ICE lo arrestó y ahora será deportado

“No creo que sea una coincidencia”, expresó el abogado del hondureño Marcos Villanueva, sobre la deportación de este inmigrante que estaría por concretarse este miércoles y su comparecencia ante un tribunal para denunciar al presunto abusador de su hija. ICE, por su parte, dice que desde 2005 un juez ordenó la expulsión de este hombre.
23 Oct 2018 – 6:19 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Marcos Villanueva era transportado este martes hacia Arizona por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Allá abordará un avión que lo deportará a Honduras. Su arribo se ha programado para este miércoles. Poco antes de su arresto en el sur de California el pasado 8 de agosto, este hombre acudió a un tribunal para solicitar una orden de restricción contra el presunto agresor sexual de su hija de 12 años, luego de que un juez desestimara dicha acusación.

Por eso, su familia y su abogado creen que existe una conexión entre ese caso judicial y la sorpresiva detención de Villanueva, quien no tiene antecedentes penales. Temen que el acusado, o un familiar, lo denunció ante las autoridades migratorias, una teoría que ICE no confirma.

“¿Cómo me voy a sentir? Devastada con esta noticia, porque no le dieron la oportunidad de poder defenderse”, expresó la esposa de Villanueva, Jenie Villalvir, en una entrevista con Univision Noticias.

“El señor que le hizo eso a mi hija anda libre, como si nada. La jueza dijo que por falta de pruebas no podía hacerle nada. ¿Qué tipo de justicia debe de haber para que se haga algo? No es justo”, reclamó ella.

Villanueva, de 40 años y quien se ganaba la vida pintando casas, emigró hace 13 años de Centroamérica temiendo que lo mataran por presenciar el asesinato de un amigo. Era el único proveedor de su familia, que radica en la ciudad de Anaheim, a 26 millas al sur de Los Ángeles.

Su esposa dice que su arresto los tomó por sorpresa porque él no había hecho nada que llamara la atención de ICE. Durante 15 años solo había recibido un par de multas por estacionarse en zonas donde no está permitido. En las últimas semanas, su única interacción con las autoridades fue acudir a una sala del Tribunal Superior del condado de Orange para apoyar a su hija cuando ella acusó a su tío y vecino de agresión sexual e intento de violación.


La familia se enteró de la presunta agresión sexual contra su hija cuando la Policía acudió a su casa después de recibir un reporte de su escuela. El caso llegó hasta los tribunales y un juez desestimó las acusaciones en julio debido a la falta de evidencia. La niña aún recibe terapia psicológica.

El presunto agresor es el tío de la menor y vive en el mismo complejo de apartamentos.

“No creo que sea una coincidencia”

A esta familia le parece sospechoso que unos días después de acudir a la corte, oficiales de ICE abordo de tres vehículos le cerraron el paso a Villanueva y a su esposa cuando se dirigían a desayunar. Unos minutos antes llevaron a su hija a la escuela.

“Nos dejaron avanzar poquito en el carro, cuando de repente nos pusieron las luces (policiales). Eran camionetas sin identificación. En ningún momento mostraron identificaciones. Andaban armados. Yo me quedé: ¿quiénes son?”, relató Villalvir sobre el arresto el 8 de agosto.

De acuerdo con su testimonio, los oficiales no le notificaron a su esposo el motivo de la detención. “Solo le preguntaron su nombre y le pidieron: ‘¿Puedes apagar le motor y bajarte?’. Cuando volteó ya le estaban poniendo las esposas”, relató ella.

Villanueva pasó más de dos meses en la cárcel James A. Musick, que recibe inmigrantes bajo custodia por un contrato entre ICE y el Sheriff del condado de Orange. Este martes se cumplió el plazo para su deportación a pesar de los esfuerzos de su abogado tratando de suspender esa orden.


Su último recurso fue interponer una apelación ante la Junta de Apelaciones de Inmigración. Pero no fue suficiente. La madrugada de este martes, Villanueva salió del penal James A. Musick y fue trasladado a un centro de detención de ICE en el centro de Los Ángeles. Después lo llevaron hacia a Arizona, donde abordará un avión que lo deportará a Honduras. Se espera que llegue este miércoles.

“No creo que sea una coincidencia. Probablemente el acusado de abuso sexual infantil llamó a ICE”, dijo Willard Bakeman, abogado de Villanueva, a Univision Noticias. “Es una injusticia”, lamentó.

Bakeman mencionó que su cliente tenía motivos suficientes para que su solicitud de asilo fuera aprobada, pero reclamó que ICE parecía estar más interesada en expulsarlo lo antes posible que en escucharlo.

“Nunca había visto nada así”, expresó el abogado.

“Su papá no va a regresar”

Según ICE, Villanueva fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza el 23 de agosto de 2005 y se le ordenó comparecer ante una corte de inmigración, pero este no se presentó a la cita. Finalmente, un juez ordenó su deportación ese mismo año.

Sin embargo, Bakeman señala que su cliente no acudió al tribunal en ese momento porque el aviso no indicaba una hora ni ubicación. El abogado calificó dicha orden de comparecencia de “fatalmente defectuosa”, por lo cual consideró inválida la orden de deportación.

ICE, por su parte, insiste en que la expulsión del hondureño es legítima. “Todas las personas que violen las leyes de inmigración podrían estar sujetas a un arresto, detención y, si una orden final lo determina, una deportación”, indicó su vocera en Los Ángeles, Lori K. Haley.


Villalvir expresó con tristeza que su hija de 12 años, la presunta víctima de abuso sexual, aún no sabía que su padre ya se dirigía a Honduras. “Antes de irse a la escuela me dijo: ‘me avisas qué pasa con mi papá’. No sé cómo decirle la noticia de que su papá no va regresar a casa”, dijo ella.

Tras el arresto de su esposo, Villalvir comenzó a trabajar en una fábrica para mantener a su familia. “Tengo que traerlo”, dijo sobre su esposo y el riesgo que él corre en su país natal.

“Honduras es un país violento, como ustedes lo pueden ver en las noticias. Lastimosamente nosotros venimos huyendo a este país, no porque queramos estar aquí. Huimos de la delincuencia”, dijo ella.

En fotos: el paso a paso de una detención de ICE en el estado con más indocumentados de EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés