null: nullpx
Racismo

Salud, educación y oportunidades bajo racismo sistemático: Esta es la realidad en California

Más presos, falta de viviendas accesibles, trabajos con poca protección, poco presupuesto para escuelas y grupos con mayor riesgo ante el coronavirus son algunas de las realidades que las minorías deben afrontar y que ahora también forman parte de las protestas contra el racismo en California.
7 Jun 2020 – 06:06 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

LOS ÁNGELES, California. - Las consignas de justicia ante la brutalidad policial tras la muerte de George Floyd desencadenaron también las demandas por justicia y fin del racismo que ha dejado a grupos minoritarios sin los mismos derechos a la asistencia de salud, educación, acceso a viviendas, falta de oportunidades laborales y un alto riesgo de contagios ante la pandemia del coronavirus.

En California, se declaró el estado de emergencia el 30 de mayo, tras intensas protestas con infiltrados violentos que causaron saqueo y destrucción en varias ciudades de la región sur del estado, incluyendo Los Ángeles, Santa Monica, Van Nuys, Long Beach, Santa Ana, Hollywood, Culver City, la tensión escaló al punto de decretarse toques de queda a nivel del condado de Los Ángeles, así como desplegar a la Guardia Nacional para controlar las manifestaciones y actos vandálicos.

Sin embargo, lo que comenzó con el grito de justicia por la muerte de George Floyd, un hombre afrodescendiente de 46 años, a manos de policías de Minneapolis, Minnesota, desencadenó demandas de justicia por muchos otros casos de brutalidad policial en un limbo jurídico en todo Estados Unidos, así como también demanda de justicia y fin del racismo institucionalizado para con los grupos minoritarios latinos y negros.

Por décadas, la falta de viviendas accesibles, acceso a servicios de salud, trabajos, igualdad de salarios, poco presupuesto para escuelas y tras la pandemia del coronavirus, mayor riesgo de contagios son algunas de las realidades que las minorías deben afrontar y que ahora también forman parte de las movilizaciones de calle que no se detienen en California.

Estas gráficas tratarán de demostrar con números, lo que en las calles del estado se expresa bajo la demanda del fin del racismo estructurado:


Educación en California


El Departamento de Educación de California reportó en marzo de 2019 que la inscripción general de estudiantes en el estado se redujo de 6.235.520 en 2014-15 a 6.186.278 en 2018-19, una disminución del 0,8 por ciento.
El detalle por razas, de acuerdo con la fuente fue el siguiente:

  • Estudiantes blancos disminuyó de 24.6% por ciento a 22.9%
  • Estudiantes afroamericanos disminuyó de 6 % a 5.4 %
  • Estudiantes hispanos / latinos aumentó de 53.6 por ciento a 54.6 por ciento.

Las minorias como grupo son los más afectados por la pandemia del cronavirus


Las comunidades hispanas y afredescendientes en California se encuentran en riesgo frente a la pandemia del coronavirus por sus condiciones de vida, y condiciones de salud preexistentes, de acuerdo con el Departamento de Salud del estado.

"Estos grupos son los más vulnerables porque en su mayoría no pueden practicar el distanciamiento social en sus casas, son los principales usuarios del transportes público y están meas expuestos en sus trabajos", dijo Barbara Ferrer, Directora del Departamento de Salud del condado de Los Ángeles, explicando los el aumento de casos entre latinos y afodescendientes en plena crisis del salud.

Sin dinero ni oportunidades para comprar una vivienda

Comprar una casa en California es un sueño imposible para las minorías latinas y negras en el estado. Los costos de las casas y/o apartamentos, así como las trabas para adquirir créditos hipotecarios dejan al grupo por fuera del mercado inmobiliarios.

De acuerdo con la Organización Eye On Housing, para 2017, la posibilidad de adquirir una vivienda propia para un afrodescendiente cayó del 50% en 20014 al 43% en 2017. Para los hispanos la situación no fue diferente, la comunidad inmigrante y para el mismo año, solo el 47% de la población era dueño de su casa. Estas realidades, contrastan notablemente con 73% de la población blanca con vivienda propia y 55% para otros grupos étnicos en el estado.

Esta realidad solo deja la posibilidad de alquilar una vivienda, Sin embargo, los inquilinos deben enfrentar el reto de desalojos injustificados, aumentos de rentas no controlados y discriminación en ciertos vecindarios en los que quisieran vivir.


En la playa, puentes y hasta en el Paseo de la Fama: las protestas en California no se detienen

Loading
Cargando galería


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:RacismoPobrezaDesempleoTrabajoEducación

Más contenido de tu interés