null: nullpx
Intoxicaciones

Confirman que bacteria en el queso para nachos causó la muerte de un hombre en California

La empresa de Wisconsin asegura que su producto no está contaminado tras realizar diferentes pruebas a los lotes que envió a California, aunque una persona ya murió y otras nueve se encuentran hospitalizadas por intoxicación luego de haber consumido este queso en una gasolinera.
24 May 2017 – 9:41 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Una bacteria encontrada en el queso para nachos que se vendió en una estación de gasolina en el norte de California es la causa de un brote de botulismo, una rara enfermedad que deja paralizadas a las personas y por la que ya ha muerto una persona, según confirmaron este martes las autoridades de salud. Sin embargo, la empresa que comercializa este producto se niega a retirarlo del mercado porque dice que "está libre de cualquier contaminante".

Nueve personas se encuentran hospitalizadas debido a una intoxicación tras supuestamente haber consumido el queso enviado desde Wisconsin por la productora y empacadora de quesos Gehl Foods.


El caso de Lavinia Kelly, una mujer de 33 años que se encuentra paralizada y sin poder respirar por su cuenta después de echarle queso a unos Doritos, llevó a las autoridades de salud hasta la tienda de la gasolinera Valley Oak Food and Fuel, en Walnut Grove, un suburbio de Sacramento.

Las pruebas realizadas al queso para nachos de la tienda resultaron positivas para la bacteria Clostridium botulinum, una toxina que ataca el sistema nervioso y paraliza a las personas de manera gradual.

Aunque el Departamento de Salud Pública de California confirmó que la bacteria fue encontrada en el queso para nachos, la productora en Wisconsin negó que su producto esté contaminado.

"Fuimos notificados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicinas) que el queso para nachos de Gehl Foods estaba entre los productos decomisados en la estación de gasolina de Walnut Grove durante la inspección", declaró el presidente de la compañía productora del queso, Eric Beringause.

El comunicado de Gehl Foods, con sede en Germantown, Wisconsin, asegura que inmediatamente al ser notificados volvieron a analizar las muestras del lote de queso que se envió a California y que los resultaron demostraron que el producto está libre de cualquier contaminante.

"Para asegurar la integridad de esos resultados -señala la declaración de Beringause- también enviamos múltiples muestras a un laboratorio independiente que confirmó nuestros hallazgos".

La productora de quesos indicó que están trabajando con las autoridades para determinar la causa específica del brote de botulismo que se originó en la tienda de Walnut Grove.

El botulismo puede ser tratado con anticuerpos o proteínas, pero requiere de estricto cuidado médico, ya que en el 5% de los casos la enfermedad es mortal, señalan las autoridades de salud.


En este reciente brote se han registrado 10 pacientes intoxicados, de los cuales falleció un hombre de 37 años, identificado como Martín Galindo Larios Jr., quien también habría consumido el queso de la misma tienda de Walnut Grove entre el 21 de abril y el 5 de mayo.

Sin embargo, la empresa que distribuye el queso en cuestión asegura que la bacteria no provenía directamente de su producto: "Las instalaciones de Gehl Foods se mantienen seguras para la producción de alimentos y todas nuestras pruebas continúan resultando negativas para cualquier contaminante".

En sus 121 años de historia, Gehl Foods asegura que nunca ha retirado alguno de sus productos del mercado, como tampoco se ha hecho con este lote de queso para nachos.


Vea también:

8 recomendaciones para protegerse del calor

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés