Demandas

No lo buscaban a él, pero murió baleado en su casa en una controvertida operación policial

Un nuevo caso de presunto abuso policial deja un muerto en una operación en Los Ángeles. La víctima estaba jugando videojuegos, según el abogado de la familia.
1 Sep 2016 – 7:34 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Una familia hispana reclamó justicia estes jueves en Los Ángeles tras la muerte de David Coborubio, de 31 años, quien fue baleado cuando un grupo de agentes entró en su casa con una orden de arresto contra un amigo suyo con el que estaba jugando videojuegos.

El fallecimiento de Coborubio se suma a la lista de hispanos que perdieron la vida este año a manos de la Policía en el sur de California y en controvertidas circunstancias. En febrero hubo tres casos y en julio otros dos, según los registros de Univision.

Los parientes de Coborubio presentaron una demanda en contra el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD) por entender que los oficiales involucrados en el operativo -realizado junto con el FBI- usaron fuerza letal sin necesidad. El autor del disparo fue un oficial del FBI, según confirmó el organismo federal.

Las autoridades insisten en que hubo una "confrontación" con el fallecido y que en el lugar del altercado se decomisó un arma, aunque no precisan si Coborubio disparó contra los agentes o si tan siquiera iba armado cuando ocurrió el tiroteo.


El abogado de la familia, James Segall-Gutiérrez, indicó que el operativo tiene como misión arrestar a Paul White, vecino con el que Coborubio mantenía una amistad y se veía al menos una vez al mes.

White estaba siendo buscado por violar los términos de la libertad condicional por posesión de arma de fuego y fue detenido en el transcurso de la intervención.

“Cuando pasó el operativo, David y su amigo (White) estaban jugando videojuegos. Paul notó movimiento afuera de la casa y le dijo a David que había alguien intentando entrar. David se acercó a la puerta, vio a tipos armados y corrió para alertar a su familia. Cuando corrió, le dispararon en el costado derecho”, dijo el abogado de la familia de la víctima.

Segall-Gutiérrez criticó que las autoridades entraron como si fuera “una operación militar a una vivienda”, donde arrojaron granadas cegadoras, apuntaron con armas de fuego a cuatro familiares de Coborubio y los esposaron en un patio por cuatro horas.

La madre de Coborubio, Mona Martínez, reclamó a los medios de comunicación que las autoridades expliquen por qué abrieron fuego.

“Él murió en la puerta de mi cuarto cuando iba a avisarme de lo que pasaba. Mi hijo no era una mala persona y no hizo nada malo”, comentó Martínez.

La próxima semana, aseguró Segall-Gutiérrez, presentarán una demanda en contra del FBI.

La familia sostiene que el arma encontrada no es de la víctima y exigen que las autoridades revelen los videos que tienen los oficiales para saber qué ocurrió en ese momento.

FBI investiga el caso

En un comunicado de prensa, el FBI confirmó que existe una investigación interna abierta para determinar si los agentes actuaron de acuerdo al protocolo.

“Durante el cumplimiento de la orden (de detención), un agente del FBI disparó después de una confrontación con un individuo en el lugar. Un médico del FBI y miembros del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles le brindaron primeros auxilios al herido. Sin embargo, el sospechoso fue declarado sin vida después de ser llevado a un hospital local”, precisa el comunicado.

Lea también:


Publicidad