null: nullpx
Tiroteos

Más de un tercio de las muertes violentas en el barrio más hispano de Los Ángeles fueron a manos de policías

Activistas de Boyle Heights recriminan al LAPD por los tiroteos que han protagonizado sus agentes y que han cobrado la vida de seis de sus residentes en los últimos 15 meses.
27 Mar 2017 – 3:44 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Activistas y residentes de Boyle Heights recriminaron la actuación de la Policía de Los Ángeles (LAPD) luego de que durante la madrugada del sábado se registrara una muerte más por balas que dispararon agentes de la corporación.

En Boyle Heights, considerado el más hispano de Los Ángeles, del 2016 a la fecha se han registrado 17 muertes violentas, de las cuales 6 fueron ejecutadas por oficiales del LAPD.

En ese mismo período el LAPD ha disparado a muerte a 21 personas en los tiroteos que ha protagonizado por toda la ciudad, es decir casi una tercera parte de sus blancos han sido en este vecindario que patrullan oficiales de la estación Hollenbeck.

Las cifras oficiales de los últimos 15 meses, analizadas por Univision Noticias, revelan que en Boyle Heights la tasa de muertos a manos de agentes del LAPD ha sido de 1 por cada 16,600 habitantes, mientras que en el resto de la ciudad es de 1 por cada 260,000.

El más reciente de los tiroteos a cargo de uniformados del LAPD dejó sin vida a un hombre de 36 años identificado como Fred Barragán, quien fue baleado cuando era perseguido por una calle cercana a la Plaza del Mariachi.

El informe del LAPD refiere que los oficiales que patrullaban la intersección de la calles Primera y Soto, donde se ubica la estación de la Línea Dorada del Metro, escucharon disparos de arma de fuego.

Inmediatamente después vieron a un sospechoso correr y al intentar detenerlo uno de los policías accionó su arma de fuego. El hombre quedó tendido en la acera y en la misma escena donde murió, de acuerdo el reporte policíaco, se encontró una pistola.

El LAPD también indicó que encontraron casquillos en el área y que había evidencia de que en la calle Primera y Breed previamente hubo un tiroteo, aunque no estaba claro si Barragán estuvo involucrado en ese incidente.

Las cifras de la muerte en Boyle Heights


De los seis muertos por el LAPD que se han registrado en 2016 y en lo que va del 2017 en Boyle Heights, todos son hispanos.

En cinco casos, los baleados eran perseguidos a pie por los policias al ser considerados sospechosos de algún delito. Los reportes preliminares indican que al menos dos de los muertos recibieron balazos por la espalda.

Boyle Heights es un vecindario que colinda al este con el centro de Los Ángeles, de aproximadamente 100,000 habitantes, el 94% hispanos y en su gran mayoría de origen mexicano.

Históricamente este vecindario hispano ha sido territorio controlado por múltiples pandillas que han sido la principal causa de altos niveles de criminalidad.

De 2000 a 2009 la cifra de homicidio en el área fue de 205, un promedio de 20.5 al año, aunque a partir de 2010 esa estadística se ha reducido casi a la mitad, 11 por año.

De los años más recientes (2010-2016) ha sido el 2015 el año que ha marcado la cifra más alta de muertos con 15, entre los que se cuentan los 5 a manos de agentes del LAPD.


Baleados por el LAPD


La muerte de Fred Barragán ocurrida el sábado es la primera a manos de oficiales del LAPD que se registra este año en Boyle Heights y que se suma a las 5 que ocurrieron en el 2016.

  • José Juan Méndez, 16 años. Febrero 6 de 2016.
  • Arturo Yobani Torres Valdez, 27 años. Abril 10 de 2016.
  • Robert Mark Díaz, 28 años. Mayo 13 de 2016.
  • Omar González, 36 años. Julio 28 de 2016.
  • Jesse James Romero, 14 años. Agosto 9 de 2016.
  • Fred Barragán, 36 años. Marzo 25 de 2017.

"Fusilados por la espalda"


Familiares y amigos de Barragán, y activistas de Boyle Heights, participaron la tarde del domingo en una vigilia y protesta por “los asesinatos de hispanos del LAPD”, que fue como calificaron las muertes.

A Barragán, denunciaron los asistentes a la protesta, lo mataron por la espalda, igual y como habrían dado muerte a Jesse Romero, un adolescente de 14 años al que policías balearon el 9 de agosto de 2016 cuando lo perseguían a pie.

“Boyle Heights tuvo el mayor número de muertes por la policía en el condado de Los Ángeles”, declaró Caro Vera, una de las organizadoras de la protesta.

“De nuevo estamos viendo a otra persona, a otro hombre latino abatido por la policía, quien también fue muerto a tiros de la misma manera que le dispararon a Jesse Romero”, dijo la activista.

Para Vera, la forma en que dispararon a ambos es prácticamente una ejecución. “Fueron fusilados por la espalda”, recalcó.

“Denunciamos este brutal asesinato racista de otro joven chicano en Boyle Heights”, declaró Carlos Montes, otro activista del barrio. “Nos uniremos a la familia de Fred Barragán y sus amigos para organizar y luchar por la justicia, para exigir el fin al asesinato policial de la juventud chicana”.

Vigilia para joven de 14 años que murió a manos de la Policía de Los Ángeles

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TiroteosMuertesLatinosProtestasPolicía

Más contenido de tu interés