null: nullpx
noticias virales

La polémica detrás de la ‘emoji house’ en Manhattan Beach va más allá de su colorida fachada

Para los niños la casa es cómica, para los visitantes un punto obligado de selfies, para los negociantes una oportunidad de ganar dinero y para su dueña, una obra de arte. Sin embargo, para los vecinos es el símbolo de una batalla que no terminó en el concilio de la ciudad al frente de la costa del Pacífico.
7 Ago 2019 – 4:19 PM EDT

En fotos: este es el conflicto detrás de la 'emoji house' en California

Loading
Cargando galería

Una casa de dos unidades pintada de color rosa brillante con dos emojis gigantes en cada nivel se aprecia en el multimillonario vecindario de Manhattan Beach, solo a pocos pasos de las orillas del Pacífico, en el sur de California.

La propiedad resalta sobre sus vecinas, en la calle 39 cerca de la avenida Highland, en el área de El Toro, en la ciudad de Manhattan Beach por su color y el contraste con dos grandes caracteres amarillos. Ambas figuras tiene grandes ojos desorbitados con largas pestañas, una sonriente y otra tiene un gran cierre en la boca.

El conflicto sobre la colorida propiedad comenzó hace meses cuando la propietaria fue reportada por una de sus vecinas, por listar la propiedad en servicios de renta a corto plazo, cuando las leyes de la ciudad tienen prohibido este tipo de alquiler.

Kathryn Kidd, la propietaria, dijo a medios locales que no tenía idea de las políticas de alquiler en la ciudad y por ello ofreció su propiedad a los servicios de renta temporal, asegurando que se trató simplemente de un error.

Kidd fue multada y debió pagar 4,000.00 dólares a la ciudad por alquilar su casa fuera de las reglas, y rentó nuevamente la propiedad en un alquiler a largo plazo y con respecto a la pintura en el frente de su propiedad, dijo es una muestra de su amor por el arte. Sin embargo, sus vecinos creen que la fachada es un mensaje directo para quienes reportaron a la mujer.

"¡Me siento muy, muy intimidada! Acosada y acosada por ella", dijo una vecina, que pidió permanecer en el anonimato. La mujer asegura que emoji de las largas pestañas fue inspirado en ella, ya que asegura ser quien reportó la irregularidad de los alquileres a la ciudad.

Y aún cuando para los niños la casa es cómica, para los visitantes un punto obligado de selfies, para los negociantes una oportunidad de ganar dinero y para su dueña, una obra de arte. Sin embargo, para los vecinos es el símbolo de una batalla que no terminó en el concilio de la ciudad este martes, 6 de agosto.

Los hashtag #emijihouse y #pinkhouse ya se listan en los temas en tendencia en las redes sociales en el sur de California.

Por otra parte, los niños del sector aseguran que la casa no tiene nada que ver con ningún conflicto y que es una representación de los símbolos que utilizan en las redes sociales.

Mientras que vecinos del sector no involucrados en la querella sobre la renta aseguran que es inaceptable que en el millonario vecindario exista este tipo de representaciones, que además está afectando a la comunidad por la gran cantidad de visitantes, ruido, seguridad y tráfico. Además advierten que si la ciudad no toma acciones para normalizar el área procederán con acciones legales.

¡No están solos! Estas organizaciones ofrecen ayuda para inquilinos en California

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés