Demandas

Estos niños murieron tras ser atropellados por una patrulla y ahora su madre demanda a la Policía

Testigos han dicho que el vehículo policial no tenía prendidas las sirenas ni sus luces de emergencia durante el accidente en que fueron arrollados la madre y sus dos hijos. La querella afirma que la agente que conducía aceleró de manera imprudente para pasar dicha intersección con la luz del semáforo en rojo cuando iba en camino a atender una llamada por un tiroteo.
4 Oct 2018 – 7:52 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– La familia de dos niños hispanos que murieron luego de ser atropellados por una patrulla del Sheriff del condado de Los Ángeles a finales de 2017 interpuso una demanda contra esa agencia policial alegando que la agente que conducía el vehículo actuó de manera imprudente.

El pasado 17 de noviembre, José Luis Hernández, de 7 años, y su hermanito Marcos, de 9, caminaban con su madre sobre la acera cerca de la calle Indiana y el bulevar Whittier, en el Este de Los Ángeles, cuando los tres fueron embestidos por una patrulla que iba camino a responder al reporte de un tiroteo.

Este accidente involucró tres autos. Testigos han dicho que la patrulla del sheriff no tenía prendidas las sirenas ni sus luces de emergencia durante el accidente, mientras que la demanda afirma que la oficial que conducía aceleró para pasar dicha intersección con la luz del semáforo en rojo.

En total, siete personas, incluida la madre de los niños, María Verónica Solís Muñoz, y los dos agentes del Sheriff que iban a bordo de la patrulla, resultaron lesionados y fueron transportados a un hospital.

Un video de seguridad muestra el momento en que el vehículo policial avanza sobre la acera e impacta violentamente a los peatones. Posteriormente, se observa a una mujer malherida que intenta ponerse de pie: era la madre de los niños fallecidos.

Quien manejaba la patrulla era Carrie Esmeralda Robles-Placencia, una agente que el día del accidente estaba en entrenamiento. El oficial que la guiaba era Vincent Moran. Los dos vigilaban el barrio cuando recibieron una llamada que alertaba sobre disparos y Robles-Placencia aceleró para tratar de llegar a la escena.

El vehículo del Sheriff, un SUV, pasó la luz roja del semáforo y chocó contra un Honda Accord que se detuvo en la intersección y este a su vez golpeó una camioneta en la que iban dos mujeres y cinco niños.

La demanda alega que la oficial "causó una colisión que desencadenó una serie de eventos" que concluyeron en la muerte de los menores y la hospitalización en estado crítico de la madre.

El abogado de la familia demandante, Marc I. Bloomenfeld, aseguró a Univision Noticias que en este momento están "trabajando con el condado para alcanzar un acuerdo", pero de momento no pueden dar más detalles.

Sin la sirena encendida

"La Policía tuvo la culpa, no traía la sirena", dijo poco después del accidente Mónica García, quien atestiguó los hechos, en una entrevista con Univision 34.

La querella, por su parte, afirma que el vehículo del agente fue visto acelerando sin luces intermitentes o una sirena activada a lo largo de varias cuadras antes de llegar a la esquina donde ocurrió el choque.

"Teniendo en cuenta el vecindario, el tráfico y las condiciones de las calles en ese momento, es muy probable que ocurra un accidente" en esas circunstancias, dice la demanda, la cual agrega que Moran tuvo tiempo de corregir las acciones de Robles-Placencia y minimizar el riesgo de un choque.

Pero un reporte de la Policía de Los Ángeles, a cargo de la investigación del accidente, concluyó que las luces del vehículo sí estaban encendidas, pero que no prendieron las sirenas. También determinó que la patrulla circulaba a menos de 25 millas por hora al momento de pasar por la intersección.

En un breve comunicado enviado a Univision Noticias un vocero del Sheriff mencionó que no puede comentar sobre este caso por tratarse de un litigio pendiente.


En fotos: la cara mortal de las carreras callejeras de autos en Los Ángeles

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés