null: nullpx
Fugitivos

¿Es hombre o mujer? De esta foto depende que una persona quede presa 10 años en Los Ángeles

Una mujer está encarcelada por presuntamente ayudar a su esposo a huir a México. Las autoridades creen que esta imagen lo demuestra, pero la hermana de la acusada dice que ese 'hombre' es ella.
22 Oct 2016 – 02:58 PM EDT
Reacciona
Comparte
Imagen capturada en la garita fronteriza Otay Mesa, California, 08/18/2016. Crédito: Distrito Central de la Fiscalía de Estados Unidos

LOS ÁNGELES, California.- Una fotografía tomada por las cámaras de vigilancia de la garita fronteriza de Otay Mesa, en el sur de California, es la pieza central en la investigación que ha llevado a Elba Soto, una mujer de 36 años, a estar en prisión sin fianza por presuntamente ayudar a escapar a México a su esposo para evitar que fuera encarcelado.

Los US Marshals y la Fiscalía Federal aseguraron que la imagen capturó el momento en el que Soto llevaba a José Guadalupe Vega-Zúñiga a Tijuana, México, pero la hermana de la acusada, Alicia Soto insiste en que el pasajero sentado a la izquierda de la foto, con los brazos cruzados, es ella.

Lo que dice la Fiscalía

La imagen en blanco y negro y de baja resolución fue la prueba principal esgrimida por la Fiscalía el 14 de septiembre en contra de Elba Soto. Técnicamente la habían 'cazado' en el acto. Su esposo, Vega-Zúñiga, de 38 años, es un convicto por tráfico de heroína, asalto con arma de fuego y por reingresar ilegalmente en Estados Unidos. Fue deportado en cuatro ocasiones.

Vega-Zúñiga volvió a ser detenido por conducir borracho el 26 de mayo en el condado de Riverside. Él aceptó declararse culpable de ese delito y de sus entradas ilegales. Le pusieron una fianza de 100,000 dólares, que abonó, y quedó en libertad en espera de sentencia. Para tenerlo controlado, las autoridades el colocaron un dispositivo en el pie.

Según los documentos oficiales, el hombre rompió el aparato y con la ayuda de su esposa huyó a México el 18 de agosto. Desde entonces se desconoce su paradero. Elba Soto fue arrestada el 14 de septiembre y este jueves se declaró inocente. Si es condenada podría enfrentarse a una sentencia de hasta 10 años de cárcel.

Lo que dice la hermana de la acusada

Alicia Soto teme que los cargos que pesan en contra de su hermana, quien continúa bajo custodia desde el 14 de septiembre y sin derecho a fianza, sean una estrategia para recapturar a su cuñado.

“La tienen como carnada y la van a tener en la cárcel hasta que él se entregue”, dijo a Univision Noticias en Los Ángeles.

Su versión es que el 18 de agosto ella (en el asiento del pasajero), su hija de diez años (quien viajaría en el asiento central de la pick-up), su hermana Elba (al volante) y sus tres hijos (en la parte trasera) se dirigían hacia un lote de estacionamiento cercano al aeropuerto de Tijuana.

Su intención, indicó, era volar al estado de Zacatecas para visitar a sus padres y asistir a una fiesta patronal. Ella asegura que esto lo declaró durante los interrogatorios con los investigadores federales.

Según Alicia Soto, su hija y sus tres sobrinos han declarado esta misma versión.

El abogado de Elba Soto, Rajan Maline, dijo que están consiguiendo evidencias para probar que Vega-Zúñiga no es la persona que aparece en la foto. “Nuestra posición es que no es su esposo, sino alguien más y ahora estamos en esa disputa”, señaló. “Estamos buscando historiales de teléfonos celulares, etcétera, para ser más precisos al mostrar quién cruzó y cuándo”, agregó.

¿Evidencia suficiente?

Lo curioso en este caso es que los rostros de Alicia Soto y Vega-Zúñiga tienen rasgos similares a pesar de la diferencia de géneros. Debido a la pobre calidad de la foto y a la oscuridad por el horario en que fue tomada, poco antes de las 6:00 horas, es complicado distinguir quién viajaba en la camioneta.

La Procuraduría federal dijo a Univision Noticias que no planea desechar este caso.

“La acusación formal emitida por el gran jurado alega que la señora Soto ayudó a que su marido huyera para evitar ser condenado en un caso criminal federal”, comentó su vocero Thom Mrozek.

“El gran jurado ha encontrado causa probable de que ella (Soto) cometió este delito y luego mintió a los investigadores federales, y estamos preparados para llevar este caso a juicio”, continuó Mrozek.

El comunicado de la Fiscalía del 14 de septiembre fue rotundo al señalar que Vega-Zúñiga entró en México el 18 de agosto en la camioneta que conducía Elba Soto y que la fotografía de una cámara de vigilancia lo demuestra.

"La evidencia en este caso indica que la defendida transportó con conocimiento de causa a su esposo a México", declaró la fiscal federal Eileen M. Decker.

De acuerdo con la denuncia, Vega-Zúñiga se quitó el dispositivo de monitoreo cuatro días después de declararse culpable. El 8 de agosto, cita la acusación, una persona parecida a Elba Soto fue a la corte a regresar el dispositivo y manifestó que Vega-Zúñiga se lo había quitado y que no se sabía nada de él.

Alicia Soto afirmó que la última vez que supieron del prófugo fue en la fiesta de su hijo mayor, que ocurrió horas antes de su fuga. “Él aprovechó para quitarse el aparato”, relató.

Ella comentó que sus tres sobrinos están bajo el cuidado de sus abuelos, a la espera de que se solucione el problema judicial que enfrenta Elba. “Ella está desesperada, no sabe qué hacer”, dijo.

Lea también:


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:FugitivosCárcelLatinosCaliforniaLocal