null: nullpx
Narcotráfico

El sinaloense que más distribuía 'cristal' en la frontera de California es condenado a 20 años de cárcel

Durante varios años Salvador Ojeda Amarillas se escondió en México, pero hace dos años fue extraditado a California para enfrentar las acusaciones de posesión e importación de metanfetamina. Según la DEA, este hombre era el líder de una organización que distribuía la droga en San Diego.
23 Jun 2018 – 10:04 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Un narcotraficante que era el principal proveedor de metanfetamina en San Diego, en la frontera entre California y México, fue sentenciado esta semana a 20 años de prisión federal. Los fiscales alegan que su organización traía cargamentos de México y los distribuía a células locales.

Salvador Ojeda Amarillas, de 62 años y originario del estado de Sinaloa, evadió su arresto durante varios años porque huyó a México mientras lo juzgaban en 2009. Pero un operativo policial lo puso nuevamente tras las rejas y las autoridades mexicanas lo extraditaron a California hace dos años.

Este hombre fue arrestado por primera vez en mayo de 2007, después de que un comando de la Administración para el Control de Drogas (DEA) revisó su casa en la localidad de Encanto, en el sureste de San Diego, y le decomisó tres armas, incluido un rifle cargado que estaba "al alcance de su mano" desde su cama, y una báscula con residuos de metanfetamina, drogra mejor conocida como 'cristal'.

Durante su juicio en 2009, los fiscales presentaron varias pruebas en su contra, incluyendo cientos de llamadas telefónicas interceptadas en las que Ojeda Amarillas y varios cómplices usaron lenguaje codificado para tratar de ocultar sus actividades. No sabían que la DEA tomaba nota de todo.

Por ejemplo, los traficantes decían "una hora", "eso", "entero" o "uno grande" para referirse a una libra de metanfetamina. Si hablaban sobre ocho onzas del narcótico decían "ocho bolas" u "ocho gallos". Para mencionar que la droga estaba rebajada la clave era "machete". Para discutir sobre su costo mencionaban "52" en vez de 52,000 dólares. Al dinero le llamaban "papel" o "título".

De acuerdo con documentos judiciales, Ojeda Amarillas conspiró con otros traficantes de 2003 a 2007 para obtener varias libras de metanfetamina en México, cruzarlas por la frontera y distribuirlas en todo el condado de San Diego. No está claro con qué cartel del narco estuvo ligado su grupo.

Transacciones de cientos de miles de dólares se discutieron en esas conservaciones interceptadas.

"Su hermano le dijo que le va a traer un carrito", se comentó en una charla entre traficantes para avisar sobre la entrega de una libra de metanfetamina el 29 de noviembre de 2006.

"Si quieres ven por el papel o ve a la casa", se dijo en otra conversación refiriéndose a recoger 14,500 dólares obtenidos por la venta de la droga el 4 de mayo de 2007.

Además de estas llamadas grabadas, cuatro personas testificaron que habían recibido entregas de metanfetamina de la organización de Ojeda Amarillas.

Pero en la segunda semana del proceso judicial, cansado de escuchar su voz tantas veces, el narcotraficante aprovechó que estaba libre bajo fianza, un beneficio que se le concedió por no tener antecedentes penales, se quitó el dispositivo que rastreaba su ubicación y huyó a México.

Ese escape ocurrió en mayo de 2009. Pero el sinaloense fue traído al mismo tribunal este miércoles para escuchar su sentencia. Aunque estuvo ausente, un jurado lo declaró culpable hace nueve años.

El juez federal William Q. Hayes dijo al emitir su sentencia que este caso tenía evidencia "abrumadora" y que se agravó por la cantidad de la sustancia traficada: 66 libras de metanfetamina pura.

Además, el magistrado expresó que una sentencia de 20 años era apropiada porque Ojeda era el líder de una importante organización del narcotráfico, tenía armas de fuego y su huida obstruyó la justicia.

"El resultado de este caso es un recordatorio de que el gobierno perseguirá durante el tiempo que sea necesario a quienes vendan drogas y traigan violencia a nuestras comunidades", dijo el fiscal federal de San Diego, Adam Braverman, en un comunidado.

A la fecha, 25 cómplices de Ojeda Amarillas han sido sentenciados.

La Fiscalía señaló que este caso es parte de una investigación liderada por la DEA en el sur de California que resultó en el arresto de 48 personas, así como en la incautación de 68 libras de metanfetamina, 15 armas de fuego y casi 300,000 dólares en efectivo.

Mira tambien:



De catapultas a tiburones congelados: Las increíbles formas de pasar droga por la frontera usadas por los traficantes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés