null: nullpx
Asesinatos

El papá del niño 'Piqui' aceptaría ser su asesino para tener posibilidad de libertad condicional

La aceptación de culpabilidad en la muerte de su propio hijo sería resultado de un aparente acuerdo judicial que establece cadena perpetua, pero con oportunidad de salir libre después de 25 años.
1 Ago 2017 – 1:04 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Aramazd Andressian Sr., padre del niño que estuvo desaparecido por más de dos meses tras un paseo juntos y cuyo cadáver fue encontrado hace un mes en un lago de Santa Bárbara, California, aceptará haber sido el asesino de su propio hijo en la audiencia judicial que tendrá este martes, según reportes de prensa.

El pequeño de 5 años, quien se llamaba igual que su padre y a quien su familia cariñosamente le decía 'Piqui', desapareció el 21 de abril luego de que su papá lo llevara a Disneyland.

Dos meses después de la desaparición del menor y tras seguirle la pista al hombre, el 23 de junio Andressian fue arrestado en Las Vegas como sospechoso del asesinato de su propio hijo.

Una semana después del arresto, el cadáver de 'Piqui' fue localizado en Lake Cachuma, a donde padre e hijo viajaron después de la visita al parque de diversiones.


Andressian Sr. se había declarado no culpable cuando fue presentado en una corte el pasado 3 de julio, pero de acuerdo con reportes de los canales locales NBC y ABC, que citan fuentes anónimas, se espera que este martes acepte su culpabilidad.

La audiencia está programada para las 8:30 de la mañana en la corte de Alhambra, ubicada en el 150 de West Commonwealth Avenue.

De acuerdo con estos medios, el acusado, de 35 años, habría llegado a un acuerdo judicial con la Fiscalía de Distrito del condado de Los Ángeles para evitar un juicio y en su lugar recibir una sentencia de por vida en prisión con posibilidad de libertad condicional después de 25 años.

Los detectives sospechan que el móvil del padre para matar a su propio hijo fue para vengarse de la mamá del niño, Ana Estévez, con quien enfrentaba un difícil proceso de divorcio en el que se disputaban la custodia legal del menor.


En un pequeño ataúd blanco despidieron a 'Piqui', el niño presuntamente asesinado por su padre en California

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés