null: nullpx
Juicios

El padrastro de Gabrielito es declarado culpable por la tortura y muerte del niño en 2013

Isauro Aguirre fue declarado este miércoles culpable del asesinato de su hijastro Gabriel Fernández, cuyo caso estremeció al sur de California. El veredicto fue anunciado tras un día de deliberación por parte del jurado. Aguirre podría ser condenado a pena de muerte por el agravante de tortura.
15 Nov 2017 – 5:04 PM EST

LOS ÁNGELES, California. - Cuatro años después de la muerte del niño Gabriel Fernández, un jurado en el sur de California dio el primer paso para hacer justicia en un caso que ha capturado la atención nacional, al declarar culpable a Isauro Aguirre, el padrastro del menor, de su tortura y muerte en 2013.

El veredicto se anunció este miércoles luego de que un jurado –compuesto por siete mujeres y cinco hombres—evaluara durante cinco horas y media las evidencias presentadas en el último mes por los fiscales y abogados defensores.

El jurado lo encontró culpable de asesinato en primer grado debido a la circunstancia especial de asesinato involucrando tortura, el agravante que hace que califique para ser condenado a pena de muerte.

El juicio en contra de Aguirre, de 37 años, comenzó el pasado mes de octubre y a lo largo de varias semanas el fiscal Jonathan Hatami presentó al jurado una larga lista de evidencias para corroborar que el acusado habría "torturado sistemáticamente" a su pequeño hijastro durante un lapso de ocho meses en 2013.

Estos abusos, según especificó el fiscal, se produjeron porque tanto Aguirre, como la madre del menor, Pearl Fernández, consideraban que el niño era gay. La mujer también ha sido acusada de torturar y asesinar el menor, pero deberá enfrentar la justicia por separado.

El niño murió en mayo de 2013 a la edad de 8 años luego de sufrir abuso físico por tiempo prolongado y de una golpiza que lo envió al hospital con fractura de cráneo.


Durante los argumentos finales, Hatami instruyó a los miembros del jurado a no dejarse llevar por los "pretextos" presentados por la defensa, que asegura que Aguirre tenía un coeficiente intelectual bajo y problemas de aprendizaje.

Los abogados defensores intentaron plantear que el acusado fue manipulado por su pareja, Pearl Fernández, y que pese a los castigos "inimaginables" que le dio al menor, su intención no fue asesinarlo.

La fase para decretar la condena, que podría ser la pena de muerte, inicia el próximo 27 de noviembre.


Las notas que Gabrielito escribió para el Día de las Madres

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés