null: nullpx
Actividad de Pandillas

Arrestan a 10 pandilleros de Barrio 18, una de las bandas más violentas de Los Ángeles

Las autoridades federales los acusan de tráfico de narcóticos y armas de fuego. En el operativo para arrestar a los sospechosos colaboraron agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y de la Policía y el Sheriff de Los Ángeles.
1 Abr 2017 – 9:06 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Diez miembros y asociados de la pandilla Barrio 18, una de las más violentas de Los Ángeles, fueron arrestados por presuntamente vender narcóticos y armas de fuego, esto en un operativo especial en el que participaron agentes federales y locales.

En esta acción, que comenzó el martes por la noche y concluyó el miércoles, unieron fuerzas elementos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) y del Sheriff de este condado (LASD). La operación concluyó con ocho detenidos en el sur de California y dos más en Indianápolis (Indiana) y Honolulú (Hawái). Estos últimos serán extraditados a esta ciudad.

El Departamento de Justicia (DOJ) indicó que tres personas incluidas en esta acusación se encuentran bajo custodia y señaló que continúa buscando a cinco sospechosos. En total, la acusación condujo a seis acusaciones federales que señalan a 18 individuos.

“Los arrestos son la culminación de una investigación dirigida por la Oficina de Investigación de Seguridad Nacional (HSI) que comenzó en diciembre de 2014”, indicó el Distrito Central de California del DOJ. “La investigación se centró en la distribución y venta de metanfetamina y en la venta sin licencia de armas de fuego”, agregó la dependencia.


A lo largo de las averiguaciones, las autoridades incautaron unos cuatro kilos (ocho libras) de metanfetamina y 14 armas de fuego, incluyendo cinco rifles de asalto.

Entre los arrestados están Giovanny Ochoa, alias "Sporty" y "Speedy", de 26 años y vecino de la ciudad de Hawthorne, y Aveline Villalba, también conocido como "Gordo" y "Fatboy", de 36 años y residente del sur de Los Ángeles. Ambos son acusados por vender metanfetamina en el otoño de 2016.

De acuerdo a la fiscalía federal, Ochoa se reunió en una ocasión con un agente encubierto frente a una tienda de abarrotes para ofrecerle la venta de un cuarto de libra de la droga, también conocida como cristal, a un agente encubierto. Se la ofreció en 1,500 dólares.

La Procuraduría federal indicó que Ochoa y Villalba enfrentan una condena mínima de 10 años en prisión, pero se consideraría la cadena perpetua para ellos si son declarados culpables en los cargos por venta de narcóticos y armas de fuego.

Los ocho detenidos en el sur de California se declararon no culpables. Ellos esperan juicio sin posibilidad de que se les fije una fianza.

Las autoridades indicaron que los dos detenidos en otros estados serán traídos a Los Ángeles durante las próximas semanas.

Según reportes, los cuyos tentáculos criminales de la Barrio 18, que surgió en el área de Rampart, en el oeste de Los Ángeles, se extienden por más de 100 ciudades de Estados Unidos, así como México, Guatemala, Honduras, El Salvador, así como por países de Europa.

Vea también:




Mara Salvatrucha, la más violenta del mundo

Loading
Cargando galería
Publicidad