null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

El uso de mascarillas para prevenir el coronavirus se vuelve un símbolo político en Texas

Aunque Greg Abbott recomienda a los ciudadanos usar cubrebocas en un anuncio, el gobernador de Texas no ha usado mascarillas en sus conferencias de prensa sobre la gestión de la pandemia en el estado.
26 May 2020 – 09:01 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El gobernador de Texas Greg Abbott, en un anuncio difundido en su perfil la semana pasada, exhortó a los texanos a protegerse mientras la economía del estado se prepara para retomar actividades tras la pandemia del coronavirus.

“Necesitamos unirnos para que los texanos vuelvan al trabajo. Si está en público, manténganse a dos metros de distancia. Lávese las manos y cúbrase el rostro”, afirma el gobernador en el anuncio. “Sea un buen vecino, sea un texano. Juntos saldremos de esto”.

Abbott ha enfrentado críticas por lo que algunos han llamado “señales contradictorias”. Mientras ha pedido a los ciudadanos que se protejan usando mascarillas, el Gobierno de Texas ha mantenido un álgido debate con las autoridades locales que piden a los ciudadanos que las utilicen. La jueza del condado de Harris Lina Hidalgo incluso enfrentó una demanda por un mandato en abril que obligaba a los habitantes usar mascarillas en público, una medida similar a las impuestas en Dallas, El Paso y San Antonio.

La decisión de usar mascarillas ha llevado incluso a protestas debido a la petición de imponer multas y detenciones a los habitantes que las desobedecieran. El propio Abbott no ha usado mascarillas en sus apariciones públicas.

Los desacuerdos han aumentado mientras avanza el plan de reapertura en el estado: mientras los funcionarios del estado llevan a cabo el plan de reactivación cuando el contagio del virus no ha disminuido.

El lunes pasado, el gobernador Abbott anunció la entrada de la segunda fase, que permite a guarderías funcionar al igual que la apertura de bares y plazas públicas respetando las medidas de restricción.

El uso de mascarillas permanece como una opción, mas no una obligación. Abbott ha insistido que las autoridades locales no pueden imponer penas a los residentes por no usarlas. El vicegobernador Dan Patrick incluso ha calificado la advertencia de su uso como un gesto “autoritario”, según dijo hace unas semanas.

"No tengo que hacerlo"

Expertos en salud han recomendado el uso de mascarillas, especialmente en sitios públicos. EL CDC (Centro para control de Enfermedades y Prevención) también ha dicho que “el uso de un simple trozo de tela puede prevenir el contagio del virus”.

En San Antonio, un hombre sin mascarilla gritó al único trabajador de una tienda de 99 centavos porque este le pidió que usara un cubrebocas, como han recomendado las autoridades.

“No me importa. Solo porque todos los demás lo hacen, no significa que eso sea legal”, dice el hombre según se escucha en un video. “El gobernador de Texas dijo que no es legal y que no tengo que hacerlo”.

Aunque las recomendaciones médicas coinciden en que la mascarilla es útil como medida de prevención, los políticos texanos han mostrado actitudes desiguales en cuanto a su uso. El portavoz de la Cámara de Representantes texana, Dennis Bonnen, promovió el uso de cubrebocas a inicios de mayo como una solución “simple, barata y sencilla que puede proteger a quienes están cerca de nosotros y que ayuda a acelerar nuestra recuperación económica”.

Aun así, en conferencias en que aparece al lado del gobernador, el vicegobernador y otros funcionarios estatales, se mantienen como una zona sin mascarillas.

El uso de mascarillas en público se convierte en un símbolo político en Texas

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés