null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

Con un corte de pelo estos congresistas republicanos desafían el plan del gobernador de Texas

Steve Toth y Briscoe Cain, ambos representantes de distritos en el área metropolitana de Houston, acudieron a un salón de belleza en el condado de Montgomery para presionar el proceso marcado por fases que ha indicado Greg Abbott.
5 May 2020 – 05:37 PM EDT

Dos congresistas estatales texanos subieron fotos suyas a redes sociales en desafío a las restricciones del gobernador Greg Abbott, quien anunció este martes que las barberías y salones de belleza abrirán en Texas hasta el próximo 18 de mayo.

Los republicanos Steve Toth, de The Woodlands, y Briscoe Cain, de Deer Park (ambos en el área metropolitana de Houston), han agitado el debate en el estado, donde conservadores han presionado al gobernador para que acelere el proceso de reapertura económica, previsto para durar tres fases.

En contraste, expertos en salud han advertido de los riesgos de una apertura apresurada en Texas, que ocupa el sitio 48 entre los 50 estados en cuanto al promedio de número de pruebas de COVID-19 y aún no ha alcanzado la cima de contagios.


Varios negocios texanos pudieron abrir el 1 de mayo al 25% de su capacidad, de acuerdo con el procedimiento indicado por autoridades estatales. Los negocios como barberías, salones de belleza, bares y gimnasios aún no pueden abrir. El gobernador ha explicado que la hoja de ruta del gobierno texano ha contado con el respaldo de analistas de salud.

El congresista Toth dijo que si los negocios texanos cumplían con las regulaciones indicadas no había “razón alguna” para continuar cerrados, según explicó en una entrevista al Texas Tribune mientras se hacía su corte de pelo.

“Muchas de estas personas [empresarios] están siendo orillados a la bancarrota. Hay pequeños negocios que deben enfrentar deudas y si no tienen ayuda pronto, desaparecerán”, comentó. El congresista dijo que las medidas de restricción buscaban inicialmente ralentizar la velocidad del contagio de coronavirus y “nunca se dijo que era para detenerlo”.

Los congresistas se cortaron el pelo en un salón del condado de Montgomery, donde el juez Mark Keough había dicho que no seguiría las instrucciones de Abbott por considerarlas “vagas”.

La dueña del salón de belleza, Hailey Lankford, explicó que para ella era “esencial” volver al trabajo lo antes posible.

“Si no vuelvo pronto al trabajo, me quitarán mi coche y me echarán de aquí. No tengo otra opción”, dijo. “No voy a obtener dinero del gobierno, como muchos otros peluqueros que conozco”.

Presión para la reapertura

El salón de belleza abrió este fin de semana pero cerró después de que la policía local advirtiera que arrestaría a Lankford si no paraban sus actividades.

Este martes ha sido el primer día en que el salón ha abierto sus puertas desde el fin de semana. El congresista Cain dijo que esperaba que sus acciones inspiraran a otros texanos a hacer lo mismo.


“Creo que los negocios deben abrir sus puertas”, dijo Cain en una entrevista a la cadena local FOX 26. “Pero también creo que los clientes no deberían tener miedo de venir, así que por eso pensé que era importante venir y animar a las personas que vengan”.

En Texas, hasta el 5 de mayo de 2020, se habían detectado más de 32,300 casos de coronavirus. Al menos 884 han muerto. La oficina del gobernador no ha emitido ninguna reacción hasta la tarde de este martes.

Estos son los empleados que pueden negarse a regresar al trabajo por el coronavirus y seguir cobrando el desempleo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés