null: nullpx
Tráfico de Personas

Acusan a hondureño de tráfico humano por ingresar a EEUU con un niño a quien presentó como su hijo, pero no lo era

Starlin Alfredo Martínez-Morales, de 24 años, fue detenido al cruzar el Rio Grande en Los Ebanos, Texas, con un pequeño de 3 años. “Aseguró que viajaba con su hijo y presentó un certificado de nacimiento fraudulento”, indica la acusación en su contra. El detenido y el niño son de Honduras. (Imagen de Archivo).
6 Jun 2019 – 10:08 PM EDT

Un joven hondureño que ingresó a territorio estadounidense cruzando el Rio Grande con un niño de tres años, a quien presentó como su hijo, enfrenta cargos de tráfico humano, según informó la oficina de Ryan K. Patrick, fiscal de distrito sur del Departamento de Justicia.

El acusado, identificado como Alfredo Martínez-Morales, de 24 años, ingresó a Texas el pasado 7 de mayo por el sector de Los Ebanos en compañía del pequeño. “Aseguró que estaba viajando con su hijo y presentó un certificado de nacimiento fraudulento del menor”, según documentos judiciales.

Las autoridades comprobaron que el sujeto no era el padre del menor y que lo había usado solo para que le permitieran quedarse en Estados Unidos.


De ser hallado culpable de los dos cargos que le imputaron por tráfico humano y mentir sobre el parentesco con el niño, Martínez podría enfrentar una pena de hasta 5 años en prisión.

El caso de Martínez, quien presuntamente se valió de un menor como pasaporte para entrar y quedarse en EEUU no es nuevo.

Un reportaje especial de Univision Noticias publicado en abril de 2019 puso de relieve que migrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador confirman que en sus países se ha corrido la voz de que migrar con un niño es un “pasaporte” para entrar a EEUU e incluso hay coyotes que reducen los precios a quienes viajan con menores porque no tienen que arriesgarse a cruzarlos de incógnito.

“En su país de origen les dicen que es mucho más fácil cruzar la frontera y poder ser quizás liberados por la Patrulla Fronteriza si vienen con un niño o menor”, le dijo a Univision Noticias Carlos Ruiz, portavoz de esa agencia en el sector del Valle del Río Grande.

Lo que permite que la mayoría de migrantes que llegan a EEUU con un niño no sean deportados de manera inmediata, según datos del reportaje, son dos normas de protección a la infancia: una ley de 2008 para la prevención del tráfico humano (TVPRA) y el Acuerdo Judicial Flores de 1997, que prohíbe al gobierno privar de libertad a menores de edad en centros de detención.

“Gracias a estas dos normas, venir de la mano de un niño se convierte prácticamente en una garantía para la liberación del padre o tutor que lo acompaña hasta que se celebre la audiencia en la que un juez decidirá su futuro en el país; un proceso que, con las cortes de migración saturadas, puede tardar meses o incluso años”, se lee en el reportaje.

Los datos más recientes de la Patrulla fronteriza indican que las cifras de familias detenidas en el Rio Grande y El Paso, en Texas, crecieron exponencialmente entre 2018 y 2019. En el Rio Grande hubo un incremento del 269%, con 135,812 unidades familiares arrestadas en los ocho primeros meses del año fiscal 2019 comparado con 36,773 en el mismo periodo del año fiscal 2018.

Las familias que se siguen entregando en mayor número a las autoridades fronterizas vienen procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Te puede interesar:


"Aunque lo nieguen, todos pagan para cruzar el río": agente fronterizo sobre ola migratoria de centroamericanos a EEUU

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés