null: nullpx
Inmigración

"Pensé que nunca los iba a volver a ver", asevera una madre recién reunificada con sus hijos en Texas

Poco antes de la fecha impuesta por una corte para que el gobierno devolviera a los menores separados de sus padres en la frontera, Lesly Martínez y sus dos hijos se reencontraron en El Paso. Este jueves viajaron a Dallas para reunirse con los parientes que durante más de dos meses abogaron por ellos.
27 Jul 2018 – 10:22 PM EDT

DALLAS, Texas.- Lesly Martínez esperaba con otras madres separadas de sus hijos en la frontera dentro de un autobús, estacionado en un centro de procesamiento migratorio de El Paso a cerca de las 5:00 am. Finalmente, detectó el rostro de su hija, relató.

"A través del cristal yo le decía 'hola' y ella me reconoció rapidito porque a través del cristal levantó también su manito", señaló la madre, oriunda de Honduras. "Luego sí nos bajaron a todas y cada quien miró a su pequeño. Ayer fue el día más feliz de mi vida... volverlos a ver".


Había pasado 68 días desde que fueron separados en Laredo, dijo la madre quien describe ese periodo sin ellos como "una pesadilla". Sus hijos de 10 y 6 años fueron parte de los miles afectados por la política de tolerancia cero del gobierno de Donald Trump.

"Empezaron a abrazarme y a besarme y a decirme 'mami, ya estamos juntos otra vez, hoy sí nadie nos va a separar... yo les dije 'sí, hijos, hoy nadie nos va a separar", dijo la madre a Univision Noticias en el aeropuerto Love Field de Dallas, en donde este jueves se encontró con la hermana que por más de dos meses luchó para reunirla con sus hijos. Otros parientes los esperaban también con globos y letreros de bienvenida.


Martínez y los niños fueron reunificados un día antes de la fecha límite de este jueves 26 de julio a la medianoche, que un juez federal le puso al gobierno para que devolviera a los niños a sus padres luego de que revertió la práctica de separarlos. Tras una ola de críticas hacia la política, el magistrado Dana Sabraw ordenó el 26 de junio que poco más de 2,551 menores fuesen reunidos con sus padres.

Horas antes de la medianoche del jueves, el gobierno señaló que había reunificado a 1442 niños, pero cientos seguían bajo su custodia.

Brihana y Brady estuvieron entre los afortunados que se reencontraron con sus padres, pero la espera estuvo llena de momentos de angustia en los que su madre temió lo peor.

Tras varios días en una "hielera", como se conocen las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, Martínez señala que fue llevada ante un juez y que le dijeron que iba a ver a sus hijos en 3 horas, pero pasaron más de dos meses. Tras ser separados de Lesly, los niños fueron enviados a un centro de menores en Nueva York, mientras que la madre fue trasladada a centros en Washington.

"A los 36 días yo pude hablar con la niña, con mi hija ni una vez. En los 68 días nunca pude hablar con él, nunca", dice.


Desde Dallas, su hermana mayor Nery Mendoza intentaba que el Departamento de Salud y Servicios Humanos pusiera a los menores bajo su custodia y buscar ayuda legal para Lesly, quien finalmente recibió asesoría de una abogada voluntaria en Washington. Univision Noticias recogió los esfuerzos de Mendoza en varios reportes.

Durante semanas, ambas pensaron que la reunificación estaba cerca. Lesly afirma que cuando la trasladaron de un centro de detención en Seattle a otro en Tacoma le dijeron que iba a reencontrarse con sus hijos. Pero después de semanas, fue enviada a El Paso y, una vez allí, pasó casi 10 días antes de ver a sus hijos. En varias oportunidades, Mendoza pensó que su hermana estaba por ser enviada a Dallas, pero el viaje no se concretaba.

Un abrazo de hermanas y tamales

Los reencuentros no terminaron el miércoles para Martínez. Este jueves llegaron a Dallas en un vuelo desde El Paso y, mientras descendía por las escaleras mecánicas con sus hijos, la inmigrante sentía que quería volar para abrazar más rápido a Mendoza, a quien no había visto desde hacía 17 años.

Cuando finalmente lo hizo, entre lágrimas, le repetía: "Me moría de miedo... me moría de miedo".

"Es la pesadilla horrible que puede vivir una madre, que sea separada de sus pequeños", dijo. "Sentí mucha angustia porque pensé que no los iba a volver a ver".


Al verlos de nuevo tras más de dos meses, encontró a Brady "triste".

"Sí, me reconoció, pero no está como antes. La felicidad que él tenía no es como antes", afirmó.

"Estoy muy agradecida con Dios y con todas las manifestaciones que se hicieron afuera para que la reunificación se diera", dijo tras abrazar a sus familiares, quienes se habían quedado hasta la madrugada preparando tamales de pollo y puerco para recibirlos.

Martínez debe ahora portar un grillete en el tobillo y enfrenta una batalla legal para quedarse en el país. Tiene una cita en la corte de inmigración en agosto para pelear una posible deportación. Planea pedir asilo en Estados Unidos porque afirma que tuvo "amenazas de muerte" en Honduras.

A los padres que siguen separadas de sus hijos les pidió no perder la esperanza. Además de los detenidos, cientos habrían sido deportados sin sus niños.

"Van a volver a abrazar a sus hijos, van a volver a besar a sus hijos, van a volver a tener a sus hijos en sus brazos", dijo.

Ve también:


Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés