null: nullpx
Demandas

Cazadores enfrentan demanda por tiroteo en el que culparon a indocumentados

Una pareja de Florida busca compensación por la balacera, que primero se atribuyó falsamente a "extranjeros ilegales", pero que el sheriff de Presidio, un condado fronterizo con México, determinó fue desatada por los propios guías del campamento en Texas.
15 Mar 2018 – 6:30 PM EDT

El tiroteo ocurrido a principios de 2017 en un condado fronterizo con México atrajo atención nacional. Una residente de Florida y un guía fueron baleados durante un paseo de caza en Texas.

La teoría impulsada a través de una cuenta de GoFundMe, blogs y el comisionado de agricultura del estado, Sid Miller, era que el grupo había sido atacado por "extranjeros ilegales". Miller urgió a la construcción del muro fronterizo en un mensaje de Facebook que se volvió viral y contribuyó a presentar la frontera como un área violenta.

Pero desde un principio el sheriff del condado Presidio, Danny Dominguez, sospechó de esa versión, y la evidencia lo llevó a concluir que los disparos provinieron de los integrantes del grupo de caza. Los guías Walker Daugherty y Michael Bryant están ahora acusados de conducta mortal con un arma de fuego.

Esta semana, abogados de Edwin Roberts, el quiropráctico que contrató a los guías, y de su esposa, Carol Roberts, anunciaron una demanda contra Daugherty, Bryant y la compañía que los emplea, Redwing Outfitters. También buscan un millón de dólares en compensación por parte de Circle Dug Ranch Partnership, dueño del campamento en el que se hospedaban cuando se desató la balacera.

Además de lesiones físicas, el tiroteó le ocasionó "angustia mental" a la esposa del quiropráctico pues presenció cuando lo balearon y luego estuvo a su lado cuando lo llevaron en una aeronave de emergencia a El Paso, señala el documento presentado ante la corte de distrito del condado Presidio.

"Creímos que nos iban a cuidar y ese no fue el caso", sostiene Edwin Roberts, según un comunicado de sus abogados. "Todavía hoy no se han responsabilizado por sus acciones".

Tiroteo en la frontera

Roberts y su esposa contrataron a Daugherty y Bryant a través de Redwing Outfitters, que ofrece guías para paseos de cacería en Texas y Nuevo México.

De acuerdo con la demanda, el 6 de enero Edwin Roberts escuchó que alguien intentaba abrir la puerta de la casa rodante en la que dormían. Los guías les habían advertido de robos en el área. Roberts advirtió varias veces que estaba armado, pero alguien le dijo en inglés que se iban a llevar el vehículo. El doctor disparó sin herir a nadie y empezó a conducir hacia donde estaban los guías en busca de protección.

Pero cuando se acercaba abrieron fuego contra la casa rodante. Edwin Roberts fue herido en un brazo y Daugherty en el abdomen.

De acuerdo con la agencia AP, se le dijo a investigadores que acudieron al lugar que el grupo había sido atacado por "una banda de inmigrantes". Sin embargo, la investigación del sheriff de Presidio encontró que no había señales que indicaran que un invasor se había acercado al campamento cuando ocurrió el tiroteo y los casquillos de bala recuperados pertenecían a las armas de los guías.

Además de la demanda civil, el caso criminal contra Daugherty y Bryant sigue en curso.

Vea también:



En fotos: Grafitis luminosos proyectados sobre los prototipos del muro fronterizo con México como protesta

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés