null: nullpx
Muertes

Arrestan a familiar de la niña hispana que fue hallada muerta en el fondo de un pozo en Bullard, Texas

Gustavo Zavala, pariente de Kayla Gómez, residía en la vivienda donde fue hallado el cadáver de la menor. Tras ser entrevistado por las autoridades, el individuo fue arrestado y permanece detenido sin posibilidad de fianza.
7 Nov 2016 – 11:32 PM EST

DALLAS, Texas - Una autopsia confirmó que el cadáver de una niña encontrado en el fondo de un pozo de una vivienda de Bullard, Texas, corresponde al de Kayla Gómez. Así lo dio a conocer la tarde del domingo el alguacil del condado Smith, Larry Smith, durante una conferencia de prensa.

Los detectives que investigaban la desaparición de la menor dieron con una pista que los condujo a una vivienda ubicada en la carretera FM 2493 en el condado Smith. Tras conseguir una orden para registrar la propiedad, los investigadores pudieron realizar un búsqueda exhaustiva y fue así como lograron ubicar el cuerpo de la víctima. La vestimenta y las características del cuerpo hallado correspondían con la descripción que las autoridades tenían de Kayla Gómez.

El cuerpo de la menor fue recuperado la madrugada del domingo con la asistencia de un equipo especilizado de los bomberos de Tyler, quienes son expertos en rescates en espacios confinados.


El crimen de la niña Kayla Gómez estremeció a una pequeña población de Texas

Loading
Cargando galería

Luego de recuperar el cadáver de la menor, las autoridades del condado Smith lo enviaron al Instituto de Ciencias Forenses del Sur de Dallas donde se logró confirmar que se trataba de Kayla Gómez.

Durante la conferencia de prensa, el alguacil Smith también informó de la detención de un familiar de la víctima, identificado como Gustavo Zavala, de 24 años de edad. Zavala vivía en la residencia donde se hizo el hallazgo del cuerpo y es considerado como sospechoso por la desaparición y muerte de la niña.

De acuerdo con las autoridades, el sospechoso, un inmigrante indocumentado, accedió voluntariamente a ser entrevistado. Tras escuchar su testimonio, las autoridades emitieron una orden de arresto y Zavala permanece detenido en la cárcel del condado Smith, sin posibilidad de fianza. Aunque aún no se le han imputado cargos formales por la muerte de la menor, los investigadores del caso lo consideran como el único sospechoso.

Kayla Gómez, de 10 años de edad, había sido reportada como desaparecida el martes 1 de noviembre. Según los reportes iniciales de las autoridades, la menor asistió con su madre a una ceremonia religiosa en la iglesia Bullard First Assembly. La niña fue vista por última vez en el lobby de la iglesia donde, según se indicó, espera a su madre.

Las autoridades del condado Smith siguen recabando evidencias en el lugar de los hechos.

Historias similares:

Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería



Publicidad