null: nullpx
Criminalidad y Justicia

"No estás haciendo tu maldito trabajo", le dijo Clarisa a Desiree mientras mataban a Ochoa-Urióstegui, indica la fiscalía

Momentos después de que se le negara la fianza a las tres personas acusadas de estar involucradas en el caso de Marlen Ochoa-Uriostegui, la fiscalía reveló los detalles de la muerte de la adolescente de 19 años.
17 May 2019 – 5:41 PM EDT

CHICAGO, Illinois. – Nuevos detalles revelados por la fiscalía del condado de Cook indican que Marlen Ochoa-Urióstegui habría sido engañada en redes sociales. Clarisa Figueroa y su hija Desiree Figueroa supuestamente habían estado planeando el asesinato de la adolescente de 19 años y también quitarle al bebé de su vientre durante casi un mes, según nueva información revelada.

La fiscalía le negó este viernes 17 de mayo el derecho a fianza a las tres personas que enfrentan cargos en relación con la muerte de Marlen Ochoa-Urióstegui en el mes de abril. Entre los detalles revelaron que Marlen estuvo en el sótano del hogar de las personas acusadas el día 1 de abril junto con Desiree Figueroa, de 24 años, su novio, y Clarisa Figueroa.


En el evento del 1 de abril, habrían querido matar a Marlen. El novio de Desiree dijo que llamaría a la policía si así lo hacían. La adolescente de 19 años terminó por irse y la mujer le dijo a su novio que era una broma de "April Fool's".

El día 23 de abril, Marlen se fue en su Honda Civic negro a la casa de las Figueroa en Scottsdale, en el suroeste de Chicago. Se sentó en un sofá dentro de la casa, y subieron el volumen de la música y entraron a la cocina, donde decidieron discutir cómo estrangular y cortar el vientre de Marlen para sacar al bebé del útero.


Al regresar al área de la casa donde estaba Marlen, Desiree la distrajo con unas fotos del hijo muerto de Clarisa. Mientras Ochoa-Urióstegui veía las imágenes, la mujer de 46 años le puso un cable alrededor del cuello. En ese instante, la víctima de 19 años logró poner sus dedos entre el cable y su cuello. Clarisa le dijo a su hija: "No estás haciendo tu maldito trabajo", y Desiree entonces comenzó a quitar los dedos de Ochoa-Urióstegui del camino del cable hasta que pudo estrangularla después de 4 minutos.

Después de que Marlen muriera, fueron a la cocina por un cuchillo de cocina, una bolsa de plástico grande y una manta. Le abrieron el vientre y le quitaron al bebé. Después llamaron al 911, y el personal de emergencia llegó a la residencia donde Clarisa los recibió con el bebé en sus brazos.


Clarisa y el bebé fueron llevados al hospital. El pequeño ahora tiene actividad cerebral nula. Clarisa fue examinada, según indica el fiscal, pero no tenía señales de que hubiera tenido un recién nacido. La acusada tenía sangre en sus brazos y rostro. Personal de salud le limpió la sangre, que pertenecía a Marlen y a su bebé.

Desiree se deshizo del celular y utilizó el vehículo de Marlen Ochoa-Urióstegui y luego lo estacionó a media cuadra de la residencia de la adolescente.

El 24 de abril, fue el día que Yiovanni López, el esposo de Marlen reportó la desaparición y la policía comenzó su investigación. Simultáneamente, Clarisa y su novio Piotr Bobak se dedicaron a limpiar la escena.

Más adelante, la investigaci´on cambió su rumbo cuando la policía encontró los mensajes que habían sido intercambiados con Marlen en redes sociales. Y posteriormente, se hizo una prueba de ADN que comprobó que el bebé hospitalizado estaba relacionado a la adolescente y a su esposo.

El día 15 de mayo, las autoridades localizaron el cuerpo de Marlen Ochoa-Urióstegui en el hogar de las Figueroa en el vecindario de Scottsdale.

Lo que se sabe del misterioso caso de Marlen Ochoa-Urióstegui, hallada sin vida en una casa de Scottsdale

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés