null: nullpx
Chicago

Esto es lo que dice de sus protocolos el hospital donde fue llevado el bebé de Marlen Ochoa-Urióstegui

Una de las presuntas asesinas de la joven de 19 años embarazada arribó al hospital Advocate Christ Medical Center con el neonato que fue arrancado del útero de la víctima y al parecer nadie en el centro médico se percató que el bebé no era de la agresora. ¿Por qué?
17 May 2019 – 11:48 AM EDT

CHICAGO, Illinois. – El bebé que fue arrancado del vientre de Marlen Ochoa-Urióstegui, la joven de 19 años asesinada en una vivienda del vecindario de Scottsdale, fue llevado al Advocate Christ Medical Center en el suburbio de Oak Lawn por la presunta asesina sin que nadie se percatase que no era su hijo.

¿Por qué fue admitida en el hospital Clarisa Figueroa, una de las sospechosas del espantoso crimen, con el bebé de Marlen Ochoa-Urióstegui, y aparentemente nadie se dio cuenta de que el neonato no era de ella? Univision Chicago contactó al centro médico sobre cuál es su protocolo cuando una mujer da a luz fuera del hospital y es admitida. "No podemos proporcionar comentarios", fue la respuesta oficial .

Durante la conferencia de prensa en la que se le presentaron cargos a los acusados del crimen, le preguntaron al superintendente Eddie Johnson sobre estos procedimientos. “No comentaré sobre el hospital. Le tienen que preguntar a ellos sobre sus protocolos y procedimientos”.

La respuesta completa que dio un portavoz del hospital Advocate Christ Medical Center, fue: "Nuestra principal prioridad es brindar la atención más segura y de mayor calidad para los pacientes y las comunidades a las que atendemos. Por respeto a la [ley de] privacidad de pacientes y en cumplimiento con las regulaciones federales y estatales, no podemos proporcionar comentarios".

El mensaje continuó: "Hemos estado cooperando con las autoridades y como este es un asunto policial en curso, estamos refiriendo todas las consultas a las autoridades locales".

El Dr. Javier E. Fajardo, ginecólogo obstetra en For Women, Ltd., comentó a Univision que cuando un recién nacido llega a un hospital, los neonatólogos examinan a los bebés y "les toman signos vitales, le hacen una prueba azúcar" y de ahí establecen su punto de partida sobre qué se puede hacer. Agregó que cuando el neonato llega a un hospital en estado crítico, se convierte en prioridad para el personal médico.

En cuanto al custodiante–la persona a cargo del bebé–del neonato, si no tiene ninguna queja no es necesariamente ingresada al hospital, comentó el Dr. Fajardo.

Lo que se sabe es que Figueroa sí fue examinada y le limpiaron sangre. Clarisa fue examinada, según indica el fiscal, pero no tenía señales consistentes de una mujer que dio a luz recientemente. Ni la policía ni el centro médico Advocate Christ Medical Center–debido a temas legales–ha confirmado si Clarisa Figueroa fue o no paciente del hospital, información clave sobre los protocolos.

Lo que se sabe del misterioso caso de Marlen Ochoa-Urióstegui, hallada sin vida en una casa de Scottsdale

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés