null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Revelan posible falla de comunicación entre hospital y autoridades en caso de Marlen Ochoa-Urióstegui

Un reporte señala que un médico preguntó a una enfermera, si la mujer que llevó al bebé de Marlen Ochoa-Urióstegui al hospital, podía seguir tomando decisiones. El informe indica que esta pregunta no se hizo hasta que pasaran 16 días de que el pequeño fuera internado.
17 Jun 2019 – 7:05 PM EDT

CHICAGO, Illinois – Según un reporte publicado por el Departamento de Salud y Servicios Sociales del estado de Illinois se confirmó que el 9 de mayo, días después de que se internara al bebé, un médico le preguntó a una trabajadora social si era conveniente que la mujer que llevó al bebé siguiera tomando decisiones ya que tal vez no era la madre.

El caso de Marlen Ochoa Urióstegui está lejos de tener una conclusión. Mientras sus familiares lamentan dos pérdidas irreparables– la de Marlen y la de su bebé–, la justicia aparentemente intenta deslindar responsabilidades.


Hasta el momento se sabe que Desiree y Clarisa Figueroa han sido acusadas de homicidio en primer grado y que Piotr Bobak ha recibido cargos por presunto encubrimiento pero de la responsabilidad del hospital, que tuvo al bebé internado por varias semanas, se ha dicho muy poco.

“Los hospitales, generalmente, reportan inmediatamente a la policía en caso de tener sospecha alguna sobre la procedencia de un bebé, en esta ocasión, fallaron todas las vías de comunicación, aparentemente”, dijo el abogado de Yovanni, Frank Ávila.

Ávila se refiere al hecho de que el hijo de Marlen y Yovanni llegó al hospital Advocate Christ con Clarisa Figueroa, quien se habría presentado como la madre del pequeño.


A través de un reporte publicado por el Departamento de Salud y Servicios Sociales del Estado de Illinois, conocemos que fue el nueve de mayo, 16 días después de la internación, que un doctor de neonatología le consultó a la trabajadora social del hospital del hospital sobre si era conveniente que la mujer que trajo al bebé siguiera tomando decisiones ya que tal vez no fuera la madre, según documentos oficiales.

Pero no fue hasta el 10 de mayo que la trabajadora social confirmó que la policía de Chicago estaba a cargo del caso pues un oficial presentó una orden judicial para hacerle una prueba de ADN al bebé.

“Creo que el hospital ha participado en un fraude, en una conspiración...y ha, intencionalmente, infligido daños emocionales a la familia," Avila añadió.

Así fue como Clarisa Figueroa usó las redes sociales para atraer a Marlen Ochoa, asesinarla y quitarle su bebé

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés