Criminalidad y Justicia

Acusan a dos mujeres de haber usado un cable para estrangular a Marlen Ochoa-Urióstegui, hallada sin vida en Scottsdale

Clarisa Figueroa y su hija, Desiree Figueroa, de la cuadra 4100 oeste de la 77th Place fueron acusadas de asesinato en primer grado, según informó el superintendente de la policía de Chicago. Un hombre identificado como Peter Bobak, de 40 años, también fue señalado por encubrimiento.
16 May 2019 – 5:52 PM EDT

CHICAGO, Illinois - Una madre y su hija fueron acusadas el jueves de estrangular con un cable a Marlen Ochoa-Urióstegui que tenía 9 meses de embarazo dijeron las autoridades.

Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree Figueroa, de 24, del la cuadra 4100 oeste de la 77th Place fueron acusadas de asesinato en primer grado, según informó el superintendente de la policía de Chicago. Un hombre identificado como Peter Bobak, de 40 años, también fue acusado por encubrimiento, aparentemente sería el novio de Clarisa.

La oficina del médico forense del condado de Cook dijo que los restos encontrados en la cuadra 4100 oeste de la 77th Place se identificaron el miércoles como los de Marlen Ochoa-Uriostegui. La oficina determinó que su causa de muerte era estrangulación y la muerte fue considerada un homicidio.

Según autoridades, Desiree Figueroa admitió haber ayudado a su madre a estrangular a Ochoa-Uriostegui (también llamada Ochoa-López) con un cable. Los detectives interrogaron a los tres desde que los tomaron bajo custodia el martes en la casa de Clarisa Figueroa en la cuadra 4100 oeste de la 77th Place, donde Ochoa-López fue encontrada muerta el miércoles temprano.

El jueves las autoridades forenses revelaron que a la adolescente de 19 años de edad le cortaron el vientre y le sacaron al bebé del útero.

"Las palabras realmente no pueden expresar lo repugnantes y perturbadoras que son estas acusaciones", dijo Johnson. Y me gustaría ofrecer mis más sinceras condolencias y oraciones a la familia de Marlen, quien en lugar de celebrar la llegada de una nueva vida a su familia ahora está de luto por la pérdida de Marlen".

Se esperaba que los tres comparecieran en la corte criminal el viernes.


La adolescente de 19 años fue reportada como desaparecida el 23 de abril con más de 8 meses de embarazo. Se suponía que la joven saldría de su escuela secundaria, Latino Youth High School, ubicada en La Villita, e iría a recoger, como era costumbre, a su otro hijo.

Al parecer Ochoa-Uriostegui fue contactada en redes sociales por una persona que la habría invitado a una casa en el mismo barrio donde fue hallada muerta con el fin de obsequiarle artículos para bebés.

Según las autoridades, ese mismo día en la tarde, una llamada de emergencias dio aviso de una mujer que acababa de dar a luz y que el recién nacido no respiraba.


La familia de Ochoa-Uriostegui perdió comunicación con la adolescente. Por eso, comenzaron a buscar el vehículo en el que iba, un Honda Civic negro.

El 14 de mayo la policía de Chicago allanó la casa donde vecinos aseguraron haber visto entrar a la joven y cerca de donde se recuperó su vehículo. Luego de esto, los investigadores logran detener a varias personas de interés para interrogarlas sobre la desaparición.

El martes 15 de mayo en la mañana, la policía de Chicago le confirmó a la madre y al esposo de Marlen Ochoa-Uriostegui que un bebé que se encuentra el Hospital Christ sería el hijo de la mujer que estaba desaparecida, según los resultados de una prueba de ADN.

Relacionado:

Lo que se sabe del misterioso caso de Marlen Ochoa-Urióstegui, hallada sin vida en una casa de Scottsdale

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés