null: nullpx
Pirotecnia

Adolescente pierde una de sus manos manipulando fuegos artificiales en Delano

Ángel Vega de 17 años de edad, se encontraba encendiendo los juegos pirotécnicos con varios de sus amigos en el área de Earlimart. Los jóvenes no solo celebraban el 4 de julio sino que esperaban que llegara la medianoche para celebrar el cumpleaños de Ángel, quién cumplía el día siguiente.
8 Jul 2021 – 12:39 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Ángel Vega de 17 años de edad, se encontraba encendiendo los juegos pirotécnicos con varios de sus amigos Crédito: Jessica Vargas Crespo -- GoFundMe

Un joven residente de la ciudad de Delano perdió la mano derecha, y sufrió heridas graves en su mano izquierda, cuando manipulaba fuegos artificiales durante las celebraciones del día de la independencia el pasado 4 de julio.

Ángel Vega de 17 años de edad, se encontraba encendiendo los juegos pirotécnicos con varios de sus amigos en el área de Earlimart. Los jóvenes no solo celebraban el 4 de julio sino que esperaban que llegara la medianoche para celebrar el cumpleaños de Ángel, quién cumplía el día siguiente.


Fue entonces cuando Ángel encendió un fuego artificial legal, que desafortunadamente tenía una mecha muy corta que no le permitió tiempo suficiente para alejarse del mismo. Según relata su hermana, Jessica Vargas Crespo en la página de una colecta en línea en la plataforma GoFundMe establecida para reunir fondos para una mano prostética para Ángel, el dispositivo pirotécnico le “voló la mano derecha y parte de su mano izquierda”. Vargas Crespo dice que quiere adquirir la mano prostética para que Ángel “no sienta que la vida se acabó”.

Vega fue llevado a un hospital de Delano para posteriormente ser trasladado al Centro Médico Regional Comunitario en Fresno, donde tuvieron que amputar los restos de su mano derecha y encontraron daños en la arteria principal del brazo afectado. Los médicos creen que la movilidad de su mano izquierda quedará comprometida, y tienen planeada una segunda cirugía para el viernes. Ángel también sufrió daños en sus ojos.

Este accidente pasa a formar parte de las tristes estadísticas de los heridos con fuegos artificiales las pasadas festividades del día de la independencia, cuando un adolescente de Bakersfield también perdió una mano mientras jugaba con fuegos, que en aquel caso eran ilegales, y subraya el riesgo que representa la manipulación de fuegos artificiales por personas que no son expertas.


Reacciona
Comparte
Publicidad