null: nullpx
Represa de agua

Tras las 4 explosiones en un mes, la Policía de Austin cree que se enfrenta a un atacante en serie

El artefacto que estalló el domingo en la noche era mucho más sofisticado que los anteriores, con un cable que lo detonó mientras dos transeúntes caminaban por un vecindario al sur de la capital de Texas. Las autoridades piden a los vecinos entregar videos de circuito cerrado si los tienen instalados en sus casas.
19 Mar 2018 – 11:37 PM EDT

La policía de Austin indicó este lunes que es muy probable que las cuatro explosiones ocurridas en menos de un mes son obra de la misma persona o un "atacante en serie" por las similitudes entre cada uno de los artefactos que fueron detonados, el más reciente el domingo en la noche.

“Hemos visto similitudes, pero la gran diferencia es que en este artefacto creemos que se usó un cable como trampa para activarlo”, dijo el jefe interino del Departamento de la Policía de Austin, Brian Manley.

La explosión del domingo en la noche demuestra un "nivel de sofisticación y habilidad más alto", señaló.

Las autoridades creen que pudo haber sido detonado cuando se tocó o pisó un cable o cuerda a cerca de las 8:30 pm en el vecindario de Travis Country Subdivision, en el suroeste de la ciudad. Este nuevo mecanismo, más difícil de detectar, ha disparado los temores en la capital texana.

Dos hombres anglosajones de 22 y 23 años sufrieron "heridas significativas", pero se encontraban en condición estable. Estaban caminando entre la calle y una reja cuando se detonó el artefacto, señalaron las autoridades.

Más de 500 agentes trabajan en recabar evidencia tras las explosiones. El vecindario de Travis Country permaneció cerrado hasta la tarde del lunes. La policía pidió a los residentes de la capital texana no acercarse a paquetes, bultos u cualquier objeto sospechoso.


"Lo que hemos visto ahora es un cambio significativo desde lo que parecía ser tres ataques con objetivos específicos. Lo que ocurrió anoche es un ataque que buscaba afectar a alguien al azar", indicó Manley. "Estamos viendo definitivamente un cambio en el método que este sospechoso... está usando".

El agente del FBI a cargo, Christopher Combs, indicó que esta nueva bomba detonada cambia todo. "Es más sofisticada. No hay un blanco específico. Estamos muy preocupados con los cables como trampa, un niño pudo haber caminado por la acera y golpearlo".

Agentes del FBI tocaron las puertas de residentes en Travis Country el lunes para informarles de la situación, reportó Univision Austin.

Algunos intentaban procesar lo que había ocurrido en el vecindario.

"He vivido aquí 18 años y lo más grave que he visto es que alguien rompa el vidrio de un auto para robarlo”, señaló Thad Holt a la estación.

"Todos tenemos miedo ya hasta de salir de nuestros hogares", dijo por su parte Vicente Pleitez al noticiero de Univision Noticias.

Los otros ataques

En la primera y la segunda explosión fallecieron dos afroestadounidenses: un trabajador de la construcción de 39 años y un estudiante de secundaria de 17, este último vinculado a prominentes líderes de esa comunidad. En la tercera resultó gravemente herida una hispana de 75 años de edad.

Las primeras tres explosiones ocurrieron en el este de Austin, donde viven principalmente negros e hispanos. En la cuarta, ocurrida en el suroeste de la ciudad capital, bastante lejos de las otras tres, los heridos son blancos de origen anglo de una zona donde el origen étnico de sus residentes es menos específico.

En todo caso, las autoridades todavía trabajan en la hipótesis de que se trata de crímenes de odio, al menos en las dos primeras.


"Hemos dicho desde el principio que no queremos descartar nada porque una vez eliminas algo limitas el foco", dijo Manley en una entrevista que le dio a la cadena de TV ABC.

La policía ha pedido la colaboración del público.

"Si tienes video de seguridad en tu casa, queremos esa grabación para analizarlo e identificar cualquier sospechoso potencial, vehículos o cualquier otra cosa que que sea de interés para la investigación", agregó el jefe policial.


La explosión del domingo ocurrió horas después de que las autoridades ascendieron a 115,000 dólares la recompensa para toda aquella persona que proporcione información útil para resolver esta serie de casos.

Asimismo, el gobernador Greg Abbott anunció el lunes que aprobó 265,000 dólares en fondos de emergencia para que la policía de Austin y el equipo de respuesta ante bombas de los Texas Rangers adquieran siete equipos portátiles de rayos-x. El objetivo es reforzar la respuesta ante paquetes u objetos sospechosos.

El nerviosismo también alcanzó a la Universidad de Texas en Austin. La institución urgió a sus estudiantes, que regresaron el lunes del receso de primavera, a mantenerse vigilantes y reportar cualquier bulto o paquete sospechoso o fuera de lugar.

La explosión del domingo intensifica los temores que ya estaban a flor de piel en la capital texana. El fin de semana el festival South by South West (SXSW), que se ha celebrado estos días en Austin, debió cancelar un concierto por una amenaza de bomba, que resultó ser falsa.

En fotos: Explosiones de paquetes bomba mantuvieron en vilo a las autoridades en Austin

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Represa de aguaLocalTexas

Más contenido de tu interés