null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

La mayoría de centros de pruebas de coronavirus en Dallas y Austin está en barrios blancos, según investigación

Un análisis de la organización de medios estadounidense NPR descubrió que los barrios de hispanos y afroamericanos tienen menos lugares para detectar el covid-19 en cuatro de las seis principales ciudades de Texas.
27 May 2020 – 07:03 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El número de pruebas de coronavirus en Texas es uno de los principales temas de debate en medio de la pandemia. El estado tiene uno de los índices per cápita más bajos del país (48 entre 50), y además la localización de los centros para someterse a la prueba en cuatro de las seis principales ciudades texanas (Dallas, Fort Worth, Austin y El Paso) está en barrios predominantemente blancos.

Una investigación de NPR descubrió que los centros para someterse a una prueba de diagnóstico de covid-19 están distribuidos principalmente en barrios de población mayoritariamente blanca, por encima de los de hispanos y afroamericanos, dos grupos especialmente afectados por la pandemia.

Expertos han advertido que si las comunidades no hacen pruebas entre la población más vulnerable, se exponen a nuevos focos de contagio.


“Si estamos haciendo pruebas en una red pequeña, se puede pensar que vamos bien”, explicó la doctora Jennifer Nuzzo, epidemióloga de la Iniciativa Johns Hopkins COVID Testing Insights. “Cuando en realidad puede haber todo un foco de infecciones que no hemos visto”.

En Dallas, la división es clara. La 30 Interestatal divide a la ciudad entre el norte, que es predominantemente blanco y el sur, con más barrios con población hispana y afroamericana. El primer grupo tiene 20 centros de detección y el segundo, solo nueve.

El condado de Dallas tiene la segunda tasa más alta de casos de COVID-19 en Texas, después de Houston.

En Houston y San Antonio, distribución equitativa

El patrón se repite en otras tres ciudades. En Fort Worth, seis de los 18 centros están en barrios de población hispana y afroamericana. En Austin, nueve de 25. En El Paso, solo cinco de 18. NPR hizo la investigación contactando a los proveedores de servicios de salud en las seis principales ciudades en Texas, que representan una población de 7,9 millones de habitantes.

La desigualdad podría indicar un problema mayor en Texas, afirmó Nuzzo. Sin un acceso efectivo a las pruebas, la población más vulnerable queda expuesta a más casos.

“Es muy difícil para mí creer que no hay muchos focos de infección en Texas”, comentó. No todas las ciudades texanas reflejan el mismo problema de presunta desigualdad. En San Antonio los centros de detección están distribuidos de forma equitativa, mientras que Houston tiene más centros en barrios donde viven hispanos y afroamericanos.

El doctor Stephen Linder, investigador de la Universidad de Texas, aseguró: “Si estamos buscando cómo proteger a los más vulnerables, tenemos que concentrar nuestros esfuerzos de detección en las áreas donde viven”.

El uso de mascarillas en público se convierte en un símbolo político en Texas

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés