Inmigración

El proyecto de ley que prohibe las 'ciudades santuario' en Texas avanzó un paso más hacia su aprobación

Tras más de seis horas de discusiones la tarde del martes, el Senado de Texas aprobó de forma preliminar la propuesta de ley SB4 que penaliza a gobiernos locales y universidades que se nieguen a colaborar plenamente con las autoridades federales de inmigración.
7 Feb 2017 – 2:43 PM EST

AUSTIN, Texas. - Tras más de seis horas de debate en el Senado estatal, el proyecto de ley SB4 —que busca prohibir las llamadas ciudades 'santuario' y penalizar a gobiernos locales y universidades que se nieguen a colaborar con las autoridades de inmigración— fue aprobado de manera preliminar, con 20 votos a favor y 11 en contra (todos demócratas).

Se espera que la aprobación final por parte del Senado se dé este miércoles 8 de febrero, con lo cual podrá ser enviada a la Cámara de Representantes.

"Estoy orgulloso de aprobar una legislación que respalda el estado de derecho y protege a los tejanos", declaró el Senador republicano Charles Perry, autor de la iniciativa. Dijo también que la seguridad de las comunidades depende de que los organismos encargados de hacer cumplir la ley trabajen juntos a nivel local, estatal y federal. "Aquellos que promueven ciudades 'santuario' y no cooperan con otras agencias están evadiendo su primer deber de proteger y servir a los ciudadanos de Texas", enfatizó.

Tan pronto como se conoció el resultado de la votación en el senado, con la cual se logró el avance del proyecto a una tercera fase, el gobernador Greg Abbott envió un mensaje en el que destaca la labor del senador Perry y le agradece por su liderazgo en este asunto.

"La acción de hoy en el Senado ayuda a asegurar que los sheriffs y funcionarios de todo Texas cumplan con las leyes federales de inmigración y acaten las solicitudes de detención de Inmigración y Aduanas, las cuales mantienen fuera de nuestras calles a criminales peligrosos", dijo.

Abbott recalcó, una vez más, que los funcionarios electos en Texas no pueden escoger cuales leyes obedecen y que mientras él sea gobernador de Texas no tolerará las políticas 'santuario'.

El jefe del partido demócrata en Texas, Gilberto Hinojosa, declaró a través de un comunicado que "Los republicanos de Trump en el Senado de Texas han ignorado descaradamente las voces de tejanos de todos los sectores de la sociedad que temen la devastación que esta ley podría causar".

La medida había sido aprobada en una primera fase por el Comité de Asuntos Estatales del Senado el pasado 3 de febrero con siete votos a favor y dos en contra, a pesar de que más de 500 personas emitieron su testimonio contra la medida.

A diferencia de la audiencia que se realizó la semana pasada, este martes se registró poca participación del público, aunque varios miembros del Senado, principalmente demócratas criticaron la medida.

El demócrata José Menéndez (del Distrito 26) preguntó si la medida limitaba el control que tienen los alguaciles y jefes de Policía en diversas localidades y si la misma permitiría que cualquier persona sea cuestionada por su estatus migratorio.

“Cualquier oficial podrá preguntar sobre el estatus de alguien detenido”, respondió el senador Perry, quien afirmó que lo mismo aplica a los Departamentos de Policía en las universidades. Perry aclaró, sin embargo, que "La SB4 no es una ley de deportación”.

El autor del proyecto de ley aseguró que los distritos escolares, los hospitales, las víctimas y testigos de crímenes no tienen nada que temer porque la ley no se aplicaría a ellos.

La senadora republicana Joan Huffman (del Distrito 17) introdujo al debate la cuestion de los testimonios que el Comité de Asuntos Estatales escuchó la semana pasada y preguntó sobre lo que un estado puede o no aprobar en relación a procesos de inmigración.

Cuando el senador demócrata Carlos Uresti (del Distrito 19) tuvo la palabra, inquirió sobre el posible escenario de que un policía detenga a alguien de forma errónea.

“En Texas, tratamos de que esto no ocurra… pero sabemos que ocurrirá”, le respondió el senador Perry sin más detalles.

Ninguna de las enmiendas sugeridas por senandores demócratas fue incorporada al proyecto que se aprobó.

Implicaciones del proyecto de ley SB4

Además de permitir que todos los agentes del orden en Texas pregunten a la gente sobre su estatus migratorio, la ley exigiría que las cárceles del condado cumplan con las solicitudes federales de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para extender el periodo de detención de reos sospechosos de estar ilegalmente en Estados Unidos.

Las detenciones prolongadas, que suelen durar alrededor de 48 horas, buscan dar tiempo a las autoridades federales para que recojan a los sospechosos antes de paguen una fianza y salgan de la prisión.

El proyecto de ley además limitaría el financiamiento del estado a gobiernos locales que adopten políticas que desafíen la ley y permitan con ello que las víctimas de crímenes cometidos por inmigrantes indocumentados demanden a la agencia gubernamental por daños. Además, una enmienda introducida por el senador Perry permitiría que los funcionarios locales que instituyen políticas 'santuario' sean acusados de un delito penal.

Relacionados:



Más contenido de tu interés