null: nullpx

Un hombre borracho (de despedida de soltero en Las Vegas) logra cruzar a nado con éxito la presa Hoover

Es la primera persona que sobrevive al cruce del embalse de la presa que tiene diez turbinas enormes que han tragado a otros nadadores furtivos. Tras su 'logro', fue detenido y multado puesto que está prohibido meterse en las aguas de la popular Hoover Dam.
13 Sep 2017 – 5:11 AM EDT

Arron Hughes, un británico de 28 años, viajó a Las Vegas con unos amigos para celebrar una despedida de soltero. Después de 37 horas de fiesta ininterrumpida y unos cuantos tragos logró una hazaña única que, aunque le costó un arresto y una multa de más de 300 dólares e incluso podría haber muerto en el intento, asegura no se arrepiente.

Y es que el británico se convirtió inesperadamente en la primera persona (al menos que se sepa) en cruzar a nado con éxito el río Colorado en la presa Hoover sin perecer bajo las potentes turbinas que mueven el agua de la gigantesca instalación de 726 pies, situada a unas 30 millas al sureste de Las Vegas, en la zona limítrofe entre los estados de Arizona y Nevada.

El calor del desierto y el ánimo festivo de la despedida de soltero animaron el espíritu de Hughes que sin pensar en las posibles consecuencias se lanzó al agua.

“Había unos 40-50 grados ahí fuera (unos 100 Fahrenheit) y estábamos de despedida de solteros en Las Vegas. Vas a Las Vegas a pasártelo bien ¿no?”, contó Hughes al Daily Post. “Estábamos todos ahí de pie y pensé j****, me voy a bañar. Me fui a la parte más baja y pensé: Puedo hacerlo”.


Sus amigos le animaron desde la orilla sin ser conscientes ninguno del peligro real al que se enfrentaba. En los últimos 10 años, 275 personas han muerto en el lugar y nadie ha logrado sobrevivir el cruce a nado, según recoge The Guardian.

De Arizona a Nevada (y vuelta...)

El nadador furtivo -que, según dijo, desconocía estar cometiendo un delito- podría haber sido succionado, sin embargo, aquel día nueve de las diez turbinas que suelen operar no estaban en funcionamiento, reporta el diario.

"Nadé de Arizona a Nevada primero y luego nadé de vuelta. En ese momento no me di cuenta de cuántas personas habían muerto haciéndolo. Sin embargo, sabía que podría hacerlo”, relató.

Hughes tardó unos 30 minutos en cruzar de un lado a otro, a su regreso la policía le esperaba para arrestarle, puesto que es ilegal bañarse en las aguas de la reserva y fue multado con 330 dólares.

En declaraciones a la presa señaló que “nunca antes alguien había hecho esto, así que al final sólo me multaron”, Hughes.

¿Se arrepiente?

“No me arrepiento de nada”, dijo en declaraciones a la cadena británica BBC.

“Incluso tengo un tatuaje que dice ‘sin arrepentimientos’. Esa es la clase de persona que soy", declaró Hughes.

Terminó celebrando despedida de soltero, solo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Estados UnidosCuriosidades
Publicidad