¿Quién es la verdadera ‘Miami girl’?

Un grupo de jóvenes busca cambiar el estereotipo de rubia linda y tonta al que alude este término. ¿Cómo desmitificar la idea de que las ‘Miami girls’ no valen la pena?
18 Abr | 4:27 PM EDT

¿Para tí qué es una ‘Miami girl’? La pregunta se la hizo Ekaterina Juskowski a diez personas cuando buscaba un tema para su tesis de grado. Las respuestas de todos los entrevistados coincidieron en que era “una mujer que no valía la pena”. Algunos las relacionaron con ser superficiales, no tener moral o ser tontas.

“El estereotipo era tangible, podía trabajar con él”, dijo entonces la joven de origen ruso.

Ekaterina llegó a Miami después de crecer en la Rusia comunista a trabajar como modelo y fotógrafa. Y aunque hoy orgullosamente se considera una "Miami girl", al instalarse le costó trabajo identificarse con esta ciudad "por los estereotipos negativos que había sobre las mujeres”. La generalización –como en todos los casos– la salpicó injustamente.

Este año, junto a su colega de origen serbio Ana Bozovic, emprendió una cruzada para limpiar o por lo menos ampliar esa imagen que ella considera peyorativa.

En un esfuerzo por darle un nueva cara a las mujeres de esa ciudad y sobre todo por resaltar a quienes aportan a la sociedad desde distintos sectores, lanzaron la Miami Girl Foundation. “Mi propósito es presentarle al mundo a muchas mujeres que están trabajando para mejorar la ciudad y la imagen de las ‘Miami girls’. A través de sus historias espero inspirar a otras a esforzarse por construir un mejor futuro y una mejor percepción de Miami”, asegura Ekaterina.

La fundación tiene pocos meses, pero desde que publicó un especial con más de 30 perfiles de mujeres que trabajan por la sociedad desde distintos sectores ha recibido mensajes casi diariamente historias de mujeres que se quieren sumar para dar a conocer sus proyectos.

“Ha ocurrido algo muy curioso: inicialmente, cuando le preguntaba a los hombres qué era para ellos una 'Miami girl', se avergonzaban de responder porque no querían ofender a sus madres, novias o hermanas. Ahora recibo correos de hombres que quieren que esas personas queridas hagan parte de la lista de mujeres que destacamos”. Las apariencias y los prejuicios han opacado otras realidades que la Fundación quieren resaltar.

Ana Bozovic, cofundadora del proyecto, lo dice en términos prácticos. “Una búsqueda rápida en Google de las palabras ‘Miami girl’ confirma que la percepción negativa de la que hablamos. Pero hay muchas mujeres inspiradoras y creo que sus historias deben conocerse. Cuando una niña pequeña ponga en Google ‘Miami girl’ quiero que encuentre inspiración”.

¿Cuál es el estigma?

El estereotipo evidentemente existe e incluso está definido. La imagen de la chica rubia, bronceada, en tacones, con falda corta, las asociaciones con compras, gimnasios, discotecas y yates están incrustadas en el imaginario social.

Incluso algunos medios han hecho una categorización de los tipos de mujeres que se ven en la ciudad: la ‘gold digger’, quien no niega que el dinero es lo que le interesa en un hombre; la plástica, que es asociada generalmente con las cirugías plásticas colombianas; la fanática del Instagram, o la ‘chonga’, por mencionar algunas. También se han hecho parodias y listados de las palabras típicas que usan, “bro,” “dale,” “super” y “like”.

Los críticos del concepto aseguran que esa idea de mujer puede perpetrar el machismo y la discriminación. Catalina Ruiz-Navarro explica el fenómeno sin pretender abolirlo. “Ese estereotipo de las 'Miami girls' es muy parecido al de la estética colombiana que nació con el narcotráfico o al de las conejitas Playboy: mujeres que a partir de sus atractivos físicos se definen bajo la mirada masculina”. Ante la pregunta de por qué asumen estas estéticas, la respuesta suele ser “porque son sociedades altamente machistas que sexualizan los cuerpos y en las la mayoría de oportunidades requieren encajar en ese estereotipo”.

“Lo mismo ocurre al acusarlas de 'gold diggers': preguntémonos qué oportunidades tienen en el mercado. Porque si ese fenómeno se da es probablemente porque necesiten de los hombres”, agrega.

¿De dónde viene?

No es fácil rastrear el origen de este fenómeno. Algunos apuntan que Miami es una ciudad relativamente nueva y aún no ha logrado definir su identidad ni consolidar un trasfondo cultural. “He oído a muchos hombres y mujeres diciendo: ‘yo vivo en Miami pero en realidad soy de… o vengo de…' Hay pocos que quieren apropiarse de la identidad miamense”, dice Ekaterina. De ahí que se piense que existe una crisis de identidad o, por lo menos, un sentido de pertenencia tímido.

Ekaterina también agrega que el mercadeo está en buena medida detrás de esto. “Miami ha sido históricamente una ciudad cuyo motor es el turismo. Hay mucho dinero que viene del turismo y del sector inmobiliario, y la forma de hacerles publicidad a esos sectores es con mujeres lindas, bikinis y lujos. Tengo esa hipótesis pero estoy abierta a oír otras”.

Aunque el mundo intelectual, la historia y la alta cultura no son los fuertes de la ciudad, sí hay muchísimas mujeres trabajando desde distintos sectores para aportar socialmente. Ekaterina resalta el caso de la ‘Miami girl’ Eva Peralta, una inmigrante nicaragüense que cruzó la frontera junto a su madre y que hoy es una activista en el trabajo de la detección temprana del cáncer de ovarios. Ese es apenas uno de los más de 45 perfiles que ya tienen destacados.

La verdadera ‘Miami girl’ debería poder definirse así sin sentir vergüenza. “Si uno va a hablar de la diversidad de mujeres, debemos mirar con respeto a las que se quieren pintar el pelo, andar en shorts y operar las tetas. No tiene nada malo, no tienen que volverse más recatadas, lo que sí debe dejar de pasar es que pensemos que por eso son unas tontas o que tienen menos derechos”, resalta Catalina Ruiz.

Por ahora la fundación seguirá luchando contra “un estigma que ha afectado a las mujeres más que a los hombres”. En este momento están buscando financiación para continuar y expandir este proyecto. “Queremos dejarle saber a la gente que las verdaderas ‘Miami girls’ se destacan por su liderazgo y su excelencia”, concluye.

Ver también: