publicidad
Miami-Dade.

Miami, la capital de América Latina

Miami, la capital de América Latina

La frase circula desde hace muchos años entre los hispanos que habitan la ciudad y los miles de turistas.

Miami-Dade.
Miami-Dade.

Por José F.López

"Miami es la capital de América Latina”. La frase circula desde hace muchos años entre los hispanos que habitan la ciudad y los miles de turistas de la región que la visitan anualmente. Escuchada en la voz del presidente de Estados Unidos (la dijo Barack Obama en su discurso sobre Cuba), no deja, sin embargo, de ser un poco sorprendente. Aunque son muchas las razones que la validan.

Leer: EEUU y Cuba inician una nueva era de relaciones

Según el último censo oficial (del año 2010), el 65 %de los habitantes del Condado Miami-Dade (al que mundialmente se conoce solamente con el nombre de Miami, aunque Miami es en realidad solo uno de los 34 municipios que lo componen) eran de origen hispano: 34.2% cubanos, 10.9% sudamericanos,  8.5% centroamericanos, 3.7% puertorriqueños, 2% dominicanos, 2% mexicanos y 3% de otros países con origen latino.

publicidad

Miami es tan apreciada por los latinoamericanos en general (no solo por los que viven en ella) que una encuesta  adelantada entre sus lectores por el diario digital argentino Infobae dio como resultado que la capital del sol es considerada por todos los latinos como la mejor ciudad para vivir, por encima de Montevideo, Buenos Aires, Santiago de Chile, Lima o Bogotá.

Leer: El discurso de Obama sobre la nueva política con Cuba 

Hasta los años 60 del siglo pasado, Miami era una ciudad de escaso desarrollo, conocida casi exclusivamente por sus playas y porque, desde 1960, albergaba el concurso de belleza de Miss Universo, manejado en ese entonces por la cadena de televisión CBS.

Con la llegada masiva de cubanos después de la revolución de Fidel Castro del año 1959, la ciudad comenzó un proceso de transformación que aún no termina. No en vano Barack Obama dijo en su discurso que Miami es una buena prueba de lo que pueden lograr los cubanos.

Leer: El discurso de Raúl Castro sobre la nueva política con EEUU  

Hoy en día Miami es un centro fundamental para muchas de las grandes empresas de Latinoamérica y España, y más importante todavía, para un creciente número de corporaciones de Estados Unidos con actividades en todos los países al sur del Río Grande.

La Página web del Beacon Council de Miami (una entidad que promueve los negocios en la ciudad) tiene una lista de 31 grandes corporaciones, incluidas marcas tan importantes como Disney, Audi, Cannon y Cisco Systems, que tienen en Miami su sede principal de operaciones en la región .

publicidad

Miami es, además, por su ubicación geográfica, un sitio privilegiado para hacer conexiones entre las principales ciudades de Estados Unidos y las capitales de América Latina. El Aeropuerto Internacional de Miami, MIA, tiene un promedio de 1,120 vuelos semanales a 70 destinos de América Latina y el Caribe .

Todos los aeropuertos de América Central están a menos de tres horas de vuelo de Miami, menos del tiempo que tarda un vuelo a muchas de las grandes ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Washington, Chicago o Los Ángeles.  Y Bogotá, la puerta de entrada a Sudamérica, está a tres horas y media.

De los 20 millones de pasajeros internacionales que moviliza anualmente el MIA, 15 millones entran o salen de América Latina. El tráfico de pasajeros de la región que pasan por el MIA duplica al del aeropuerto John F.  Kennedy, de Nueva York, que es el más importante del país. 

El crecimiento que ha tenido en los últimos años el condado de Miami-Dade, que hoy en día tiene 2,600,000 habitantes (y tres millones más en los condados que lo circundan y que conforman el área metropolitana conocida como El Gran Miami), ha venido aparejado con un fuerte desarrollo comercial que lo ha convertido en un verdadero paraíso para los compradores latinoamericanos.

El auge de los centros comerciales (conocidos genéricamente en la ciudad, tanto entre los anglos como entre los hispanos, con el nombre de Mall), hizo que muchos latinoamericanos empezaran a llamar a Miami la “ciudad de mármol” (por el mar y por el mall). Pero el estereotipo de ciudad frívola que en algún momento llegó a tener Miami ha ido desapareciendo en los últimos años con su enorme desarrollo cultural.

publicidad

El Museo de Arte de Miami, uno de los más modernos del país, lleva el nombre de Jorge Pérez, constructor y filántropo cubano-argentino.  Su edificio, integrado al paisaje, ha cambiado, junto con el centro de Artes Escénicas Adrienne Arsht, el Museo de los niños y el ya muy adelantado Museo de Ciencias, el paisaje de la Bahía de Biscayne, donde antes reinaba solitario el American Airlines Arena. Y hacen un bello contraste con los gigantescos cruceros anclados al otro lado de la bahía.

El Adrienne Arsht se ha convertido en una subsede permanente de la Orquesta de Cleveland, una de las más famosas del mundo. Durante sus presentaciones en la ciudad, la orquesta es conducida por Giancarlo Guerrero, músico de origen centroamericano y uno de los directores más prometedores del país.

La huella cubana, resaltada por el presidente Obama, está presente en casi todas las actividades de la ciudad. Desde la política (con un senador federal y tres miembros de la Cámara de Representantes), hasta la gran industria, pasando por deportes tan populares como el béisbol o el boxeo. El Miami-Dade College, una de las universidades públicas más grandes del país, es dirigida por Eduardo Padrón, educador de origen cubano, con múltiples condecoraciones.

Pero los cubanos han sido tan solo la punta de lanza de la avanzada latinoamericana en el Sur de la Florida. Entre los años 2000 y 2010, la población de origen cubano en Miami-Dade creció en un 31%, mientras los venezolanos lo hicieron en un 116%, los peruanos en un 74%, los centroamericanos en un 65%  y los colombianos en un 63%, para solo mencionar a las comunidades más grandes después de la cubana. Por eso no es tan raro que Barack Obama haya dicho lo que dijo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad