Tipo de comida

3 recetas de sopas básicas para tu repertorio

El gazpacho y la sopa de cebolla son recetas, fáciles y llenadoras, que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida.
5 Jul 2016 – 11:51 AM EDT

Las sopas funcionan como un comodín en la cocina: puedes usarlas como acompañante de algún plato principal o pueden convertirse en un plato fuerte. Estos tres ejemplos son básicos para cualquier recetario y tienen un grado menos de dificultad.

Gazpacho


  • 1 lb de tomates amarillos
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 calabaza amarilla pequeña
  • 2 chalotes
  • 1 tz de jugo de zanahoria natural
  • 2 Cda de vinagre de vino de jerez
  • 3/4 cdta de sal kosher
  • 1/2 tz de hojas de menta fresca
  • 1/2 tz de crema agria
  1. En una licuadora combina los tomates, pimiento, calabaza, cebolla, jugo de zanahoria, vinagre y sal, y bate hasta que quede un puré suave. Coloca en un recipiente y refrigera hasta que se enfríe.
  2. En una olla pequeña con agua hirviendo pon a cocer las hojas de menta durante 10 segundos para fijar el color. Escurre y enjuaga con agua fría. Pasa a un recipiente pequeño con crema agria y revolver.
  3. Sirve la sopa en tazones refrigerados y decorar con una cucharada de la crema agria.

Sopa de batata o sweet potato


  • 3 vainas de cardamomo
  • 1 cebolla
  • 1.5 lb de batata o sweet potato
  • 1.5 pulgadas de jengibre
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de maní
  • 13.5 oz de leche de coco baja en grasa
  • 27 oz de caldo de pollo orgánico (se puede sustituir con caldo de vegetales)
  • 1 limón
  1. Aplasta las vainas de cardamomo y sacude las semillas.
  2. Pela y pica la cebolla y la batata, pela y ralla finamente el jengibre, al igual que los ajos.
  3. Calienta el aceite en una sartén grande a fuego lento. Añade la cebolla y una pizca de sal marina y cocina por 10 minutos, o hasta que esté suave y dulce, revolviendo con frecuencia.
  4. Agrega la batata, el jengibre, el ajo y las semillas de cardamomo trituradas.
  5. Cocina por 2 minutos antes de añadir la leche de coco.
  6. Deja hervir de 1 a 2 minutos, luego añadir el caldo.
  7. Cubre con una tapa y dejar cocer a fuego lento durante 15 minutos.
  8. Licua la sopa, sazonar al gusto con sal y pimienta negra, y unas gotas de zumo de limón.


Sopa de cebolla


  • 5 Cda de mantequilla sin sal
  • 4 cebollas de Vidalia cortadas a la mitad a lo largo, peladas y en rodajas finas
  • 1 Cda aceite vegetal
  • 1 cdita sal kosher
  • 1/2 cdita de pimienta molida
  • 1/2 cdita de azúcar
  • 1 1/2 tz de vino blanco seco
  • 6 tz de caldo de carne
  • 10 ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 barra de pan
  • 1 diente de ajo cortado por la mitad
  • 2 cdita de jerez
  • 1 tz de queso Gruyère rallado
  1. En una olla grande derrite 3 cucharadas de la mantequilla a fuego medio.
  2. Añade el aceite y la cebolla y cocinar hasta que se ablanden, revolviendo de vez en cuando durante unos 15 minutos.
  3. Añade la sal, la pimienta y el azúcar. Continúa la cocción, revolviendo ocasionalmente, hasta que las cebollas estén bien doradas y caramelizadas. Reduce el fuego y cocinar durante 35 a 45 minutos más.
  4. Añade el vino y elevar el fuego a alto. Cocinar hasta que casi todo el líquido se haya evaporado, de 8 a 10 minutos. Amarra con una cuerda delgada el tomillo y las hojas de laurel para formar una especie de paquetito.
  5. Añade el caldo y el fajo de hierbas a la olla con la cebolla. Lleva a ebullición, reduce a fuego lento y cocinar, sin tapar, hasta que el caldo se espese. Retira del fuego y batir la mantequilla restante. Prueba y ajusta la sazón.
  6. Calienta la parrilla o una sartén. Corta dos rebanadas de pan de 1/2 pulgada por cada porción de sopa. Hornea las rebanadas de pan hasta que estén crujientes, pero no doradas. Frotar un lado de cada tostada con el ajo y dejar de lado.
  7. Añade 1/2 cucharadita de jerez en cada tazón (los tazones deben ser resistentes al horno) y una cucharada de la sopa. Sobre cada porción de sopa van dos piezas del pan con ajo. Divide el queso entre las porciones y cubrir el pan con ellos. Pasa cuidadosamente a una bandeja para hornear y asar en el horno hasta que el queso se haya derretido.
Publicidad