null: nullpx
Evergreen

¿Las personas te caen mal a primera vista? La ciencia explica por qué ocurre (no es tu culpa)

Publicado 23 Feb 2021 – 04:29 PM EST | Actualizado 23 Feb 2021 – 04:29 PM EST
Reacciona
Comparte

Muchas personas consideran que la primera impresión es importante. Esto es porque al conocer a alguien nuevo puede que a simple vista resulte sumamente agradable o, por el contrario, sea simplemente odioso. Todo esto sin una explicación aparente.

De manera inconsciente, nuestro cerebro realiza este juicio en un lapso de 33 milésimas de segundo. Luego de esto, las personas deciden cómo van a comportarse y qué tipo de relación van a tener frente al nuevo conocido.

Además, los estudios revelan que esta mirada clave se puede dar a una distancia de 33 a 100 metros; así el cerebro tiene la oportunidad de recolectar la información suficiente a fin de crear un juicio sobre dicha persona.

¿En qué se basa el cerebro para determinar si alguien le agrada o no?

Cuando se conoce a alguien nuevo, el cerebro solo toma en cuenta los rasgos que le llaman la atención, en especial aquellos patrones o gestos que inconscientemente se asocian con personas ya conocidas, seres queridos y hasta recuerdos de la niñez.

De acuerdo con los pedagogos, la primera impresión la provoca un solo detalle que capte el interés del cerebro. Aunque esto no sólo se relaciona con aspectos positivos, también con características malas o actitudes negativas.

Es por ello que alguien puede caerle mal a una persona a primera vista, aunque ésta última no entienda el porqué. Un simple gesto, el tono de voz, la forma de actuar, el corte de pelo o algún rasgo físico puede remontar al cerebro a un recuerdo negativo que, inconscientemente, se le atribuya a la persona que apenas se conoció.

¿Las primera impresiones son confiables?

Aunque muchos prefieren llamarle intuición, la realidad es que las primeras impresiones son un rasgo evolutivo, pues son utilizadas por el cerebro para lanzar señales de alerta a partir de experiencias aprendidas.

Sin embargo, también existen factores que dificultan una buena lectura de las personas. Tal es el caso del estrés, depresión o enojo.

Si se conoce a alguien nuevo en dichos estados, puede que no sea agradable a simple vista o que ni siquiera se le preste atención.

Las primeras impresiones no son muy confiables, pues conocer a profundidad a una persona se lleva mucho más que algunas milésimas de segundo.

Por otra parte, es difícil dejar de lado los juicios inconscientes que el cerebro hace, así que las personas deben procurar tener un trato neutral y cordial con los nuevos conocidos.

¿Se puede hacer algo para caerle bien a las personas?

El cerebro y el subconsciente trabajan por su cuenta y muchas veces califican negativamente aspectos irrelevantes como los lunares o el color de pelo.

Por ello, durante la primera interacción es muy importante mantener un diálogo abierto sobre temas de interés mutuo.

También se debe tener un cuidado especial con los gestos faciales, las posturas corporales, el porte y la vestimenta pues cada uno comunica un mensaje que influye en la otra persona.

Un buen tip está relacionado con que la mayor información captada por el cerebro proviene de aspectos sensoriales. Así que no solo se debe complacer a la vista con un buen atuendo sino también, el olfato con un perfume y aliento fresco.

mini:


También te puede interesar:

Reacciona
Comparte