Moda

Louis Vuitton invade Brasil con su colección crucero

Tras meses de especulación, la espera llegó a su fin. Fashionistas, celebridades y un despliegue de modelos se tomaron el Museo de Arte moderno de Rio de Janeiro para la colección crucero de la casa francesa.
31 May 2016 – 10:39 AM EDT

Hace un par de meses, la noticia sacudió al mundo de la moda: el Museo de Arte moderno de Niterói en Río de Janeiro celebraría su 20 aniversario con Louis Vuitton como invitado especial. El edificio cuya apariencia recuerda a un platillo volador –diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer– serviría como destino para los tintes futuristas con los que desde hace unas temporadas, la firma francesa ha seducido a los amantes del lujo.

“Se trata de transportarse a una relación en donde la naturaleza, la geografía y la arquitectura se unen”, aseguró Nicolas acerca de su decisión de volar casi 9,000 kilómetros hasta el soleado Río. Por fin, el pasado sábado pudimos atestiguar la hazaña del diseñador que logró reunir a 500 invitados en torno al anguloso montaje.


A tan sólo tres meses de los juegos olímpicos, el desfile de Louis Vuitton sirvió como telonero de las festividades que ocurrirán este año en la ciudad brasilera. Lo que Vogue US describió como “ la colección más atlética que Ghesquière ha hecho para Louis Vuitton”, encantó por su color y siluetas.

“Diseñada más para la generación de Zendaya que de [Catherine] Deneuve” agregó Nicole Phelps, directora de Vogue Runway, respecto a la que también consideró “la más body conscious” de las entregas de Vuitton. Poco pareció importar el peligro de la fiebre del Zika a celebridades de la talla de Alicia Vikander, Jaden Smith y Grace Coddington, quienes luego de presenciar el show, se dirigieron al hotel Fasano para el exclusivo after-party que fue amenizado por el ritmo de la samba y los bailarines locales.


Al igual que Chanel en Cuba, Brasil se preparó para recibir a la crema y nata del estilo y aquellos que no pudieron obtener una de las codiciadas invitaciones al show, pudieron echar un vistazo del espectáculo desde los balcones de los edificios aledaños. Precisamente hablando de arquitectura, el sitio de WWD confirmó una “evidente” inspiración en el trabajo de Niemeyer en las siluetas diseñadas por Ghèsquiere.

Desde el primer momento en que se anunció esta ambiciosa hazaña por parte de Vuitton, quedó en claro la importancia que jugó la edificación y que a la vez encajó como engranaje con cada elemento del fashion show. “La idea de esta colección fue fusionar esa calidad tropical y natural que nos rodea en Río con el elemento urbano” declaró Nicolas. “El paisaje puede ser muy dramático pero también tiene algo de suavidad” agregó


Todo parece indicar que la transformación de la firma se ha completado. Lejos quedan las épocas en que se presenciaba el rezago de una de las casas más representativas del savoir faire francés y que hoy se pavonea como un ave fénix de colorido (y joven) plumaje.
Sus aleteos llegaron hasta Brasil y los resultados fueron extraordinarios.

Lea también:


Más contenido de tu interés