null: nullpx
Moda

Las abuelas de pelo cano son los nuevos íconos de la moda para Gucci

La actriz de 79 años Vanessa Redgrave se acaba de convertir en la nueva cara de la marca italiana que con este gesto confirma que la publicidad y la moda dejaron de ser solo una cosa de jóvenes.
22 Sep 2016 – 5:44 PM EDT

Hace unos días, Gucci dio a conocer su campaña para la colección Cruise 2017, protagonizada por la actriz británica Vanessa Redgrave, de 79 años. El video que forma parte de la campaña fue filmado por el fotógrafo Glen Luchford en la residencia de los duques de Devonshire, Chatsworth House, una construcción del siglo XVI.

Con este acontecimiento, podría parecer que Alessandro Michele—quien innegablemente ha logrado refrescar la imagen de Gucci desde su incorporación como director creativo en enero de 2015—, se monta de modo más bien tardío sobre un fenómeno iniciado por marcas como Céline, Saint Laurent y hasta H& M que desde inicios del año pasado incorporaron a mujeres septuagenarias a sus campañas.

Dejando atrás episodios en los que la marca fue criticada por usar modelos extremadamente flacas en sus anuncios, Gucci parece abarazar la idea de que la belleza no caduca y que de paso, las consumidoras pueden seguir comprándelos ropa, sin importar su edad. Esos tiempos en los que las abuelas se quejaban de no encontrar nada que ponerse en las tiendas parece llegar a su final, porqur ahora parecen ser un público apetecido por marcas de moda y belleza.

El video, que cuenta con una estética de película casera filmada con una cámara de 8mm, Redgrave no aparece sola. Figuran también varios modelos femeninos y masculinos ultra jóvenes y ultra delgados, una niña pequeña e incluso un bebé. La cámara inestable e intencionalmente mal encuadrada, capta a un grupo de muchachos correteando a unos gansos sobre el expansivo césped de los jardines de Chatsworth. Se trata en todo caso de un ambiente familiar; acaso un fin de semana lleno de abandono y travesuras bajo la mirada de la excéntrica y condescendiente abuela.

A Vanessa Redgrave, quien ha aparecido en más de 70 películas y quien cuenta con todos los premios de actuación más importantes (Oscar, Tony, Bafta Golden Globe y SAG), además de ser considerada "la mejor actriz de nuestros tiempos" por nadie menos que Tennessee Williams, no le es, sin embargo, ajeno el mundo de la moda. Ni el de los italianos excéntricos.

Durante su juventud, Redgrave apareció en más de un número de Vogue USA, y en su papel como Jane en Blow-up (1966), la clásica cinta del director italiano Michelangelo Antonioni acerca de un fotógrafo de moda (cuyo personaje fue inspirado por el afamado David Bailey), aparece usando un pequeño bolso Gucci con asas de bambú. Esa simple imagen bastó para que la actriz se convirtirtiera en la nueva musa de Michele, cuya colección incorpora elementos de las influencias más disímiles para lograr una suerte de bricolaje que milagrosamente funciona.

Vea también:

"Se puede ser mayor perno viejo": lecciones de moda desde Cuba

Más contenido de tu interés