null: nullpx

Giorgio Armani renuncia definitivamente a las pieles

La eterna condena a la moda por usar animales para sus propósitos de lujo, por fin empieza a ganar terreno.
24 Mar 2016 – 11:47 AM EDT

Este semana la firma italiana hizo historia. A través de un comunicado publicado por The Humane Society of the United States, The Armani Group hizo oficial su postura ante el uso de pieles animales.



En un acuerdo con HSUS y The Fur Free Alliance, el diseñador manifestó lo siguiente:

“Me complace anunciar que The Armani Group ha hecho un firme compromiso al abolir el uso de pieles animales en sus colecciones. Los avances tecnológicos creados al pasar de los años, nos permiten tener alternativas válidas a nuestra disposición que omiten las prácticas crueles e innecesarias hacia los animales. Al recurrir a este proceso positivo e ignorado con anterioridad, mi compañía ha decidido tomar acción y poner atención a los críticos problemas de proteger y cuidar al ambiente y a los animales”.

Por su parte, P.J. Smith –gerente de participación empresarial de HSUS– comentó:

“Armani provee liderazgo en una industria que ha fallado con respecto a otras, en términos de bienestar animal. La HSUS hace un llamado a los diseñadores que cierran sus ojos ante la crueldad detrás de las pieles, en el nombre de la libertad y el lujo, a seguir a Armani y abrazar las nuevas alternativas”.



El cuento de nunca acabar
Basta con mirar los retratos de la aristocracia europea para darse cuenta de que durante siglos, las pieles fueron consideradas sinónimo de lujo y poder y desde entonces, ha sido motivo de polémica. En 1996, un grupo arrojó un mapache muerto al plato de comida de Anna Wintour mientras almorzaba en el Four Seasons y en dos ocasiones (2012 y 2015) PETA atacó y reprobó la decisión de Kim Kardashian de utilizar pieles.



Los roces de Armani con las asociaciones,también han resultado en manifestaciones públicas. El sitio de PETA revela que en 2007, el diseñador prometió acabar con dicha práctica y meses después lanzó una colección hecha enteramente en piel de conejo.

Los miembros de la asociación, lo tacharon de “mentiroso” y respondieron con maniquíes en ataúdes afuera de su boutique en Taipei y un póster en el cual mostraban a Giorgio con nariz de Pinocho.

Al parecer, nunca es tarde para decir “lo siento” y aunque pasaron varios años para que el diseñador diera un paso atrás, hoy son aquellos que lo acusaron quienes ya lo consideran un ejemplo a seguir. El final de los abrigos y accesorios de pieles exóticas de Armani, es una realidad.

Más contenido de tu interés