Moda

El fin de semana más brillante (y colorido) de la historia de la Reina Isabel II

La Reina de Inglaterra y su icónica predilección por el color blocking protagonizaron el fin de semana de celebración de su cumpleaños. El verde limón, rosa y amarillo pintaron los balcones del palacio, la catedral de San Pablo y el parque de San Jaime.
15 Jun 2016 – 10:55 AM EDT

Aunque el 21 de abril se conmemora oficialmente el nacimiento de la Reina Isabel II, siempre se busca un sábado de Junio para hacer las festividades procurando mejores condiciones climáticas y que así todo el pueblo inglés pueda celebrar con su monarca. Porque claro, cumplir años en el palacio de Buckingham es todo un suceso, sobre todo si se trata de la reina.

Repetidos festejos y encuentros con ríos de ingleses ondeando banderas y fotos de su majestad le demandaron este fin de semana a la reina un armario igual de efusivo. Estas fueron las apuestas más arriesgadas desde que comenzaron las celebraciones.

Día 1: Catedral de San Pablo


Los tres días oficiales en honor a la reina, comenzaron la mañana del viernes pasadp en la catedral de San Pablo con una misa de acción de gracias oficiada por el arzobispo de Canterbury. Coincidiendo con el 95 aniversario del príncipe Felipe –quien por decisión propia prefirió dejar el foco a su esposa– Justin Welby invitó a los más de 2,000 asistentes a reconocer que aún “Durante guerras y dificultades, confusión y cambios, hemos sido temerosa pero maravillosamente sostenidos”.

Vestida en un saco y sombrero en amarillo, diseños de Alicia Kelly, la monarca anunció lo que sería un fin de semana con mucho color.

Día 2: Trooping The Colour

Este sábado, no sólo marcó el segundo día de festividades sino la primer aparición oficial de la pequeña Charlotte en el balcón del palacio de Buckingham. Enfundada en un adorable vestido rosa, su hermano mayor George la acompañó luciendo el mismo atuendo del año pasado que además, el príncipe William vistió en 1984 para el desfile de cumpleaños de su abuela.


Su majestad decidió robar cámara con un conjunto en “verde vibrante” de Stewart Parvin –según el comunicado oficial del palacio– y un sombrero con flores magenta de Rachel Trevor-Morgan. La que quizá, fue su elección más osada hasta el momento, combinó a la perfección con un broche de diamantes y collar de perlas.

#neonat90 fue el hashtag elegido por los usuarios de redes sociales que iniciaron un debate sobre el outfit de la reina y que incluso, llevó a los más apasionados a identificar el código Pantone de verde exacto. “Se llama Refulgent Green cc” reveló un usuario, mientras que otros demostraron su aprobación con expresiones como “¡Vamos chica!” y agregaron el hashtag preferido de los millennials #YasQueen.


Día 3: The Patron’s Lunch


Tras un comentado atuendo, el cierre debía ser igual de espectacular. Para el desfile de caridad que reunió a 10,000 invitados en torno a la labor de Elizabeth II con el patronato de caridades –que suma 626 instituciones inscritas– la reina vistió un conjunto en rosa de abrigo y vestido floral de Karl Ludwig y un sombrero de Angela Kelly.

La fiebre de Inglaterra por sus monarcas quedó evidenciada en una de las fechas más importantes marcadas en el calendario real. Según una tradición instaurada desde hace 250 años, el cumpleaños de la Reina se celebra en dos ocasiones.


Aunque el 21 de abril conmemora su nacimiento, un sábado de Junio se elige para las festividades oficiales con el afán de mejores condiciones climáticas, según revela el sitio de la BBC. Si algo es un hecho, es que ni el frío, ni la lluvia ni el calor impidieron que Reino Unido se iluminara con quien hoy podría ser considerada la nonagenaria con el armario más destellante de la unión europea.

Más contenido de tu interés