null: nullpx
comunicación padres e hijos

¿Tu hijo interrumpe tus llamadas del trabajo? Te decimos cómo resolverlo sin gritos ni regaños

Publicado 3 Dic 2020 – 11:39 AM EST | Actualizado 3 Dic 2020 – 11:39 AM EST
Reacciona
Comparte

La pandemia por COVID-19 ha obligado a muchas madres trabajadoras a quedarse en casa y luchar por encontrar el balance perfecto entre el home office y las actividades domésticas.

Esta situación puede representar un verdadero reto para la paciencia y la salud emocional, especialmente si también debes hacerte cargo de los más pequeños del hogar.

Aunado a esto, la Dra. Hillary Porter afirma que la pandemia está modificando el comportamiento de muchos niños, haciendo que sean más desobedientes y berrinchudos.

Con el fin de controlar la conducta de tu pequeño y que puedas trabajar tranquilamente, te mostramos 4 tips que mejorarán su relación madre-hijo y te permitirán enfocarte en tus tareas (sin perder la cabeza en el intento). ¡Toma nota!

#1 Enséñale a ser paciente

Según la Asociación Americana de Psicología, la paciencia tiene muchos beneficios para su desarrollo. Esta habilidad le permitirá controlar sus emociones, mejorará su capacidad de trabajar en equipo y le enseñará a tomar decisiones responsablemente.

La mejor manera de trabajar en ella es poniéndola en práctica. Conviértete en su modelo a seguir y trata de poner el ejemplo manteniendo una actitud empática y tolerante.

Siempre que te pida un dulce, un juguete o un poquito de atención, pídele que espere tranquilamente durante un par de minutos. Una vez que pase el tiempo establecido, cumple con tu promesa y dale lo que necesita.

Con el paso del tiempo, notarás que su comportamiento mejorará y aprenderá a esperar sin enojarse o hacer berrinche. ¡Inténtalo!

#2 Acondiciona un espacio

Antes de entrar a una junta o tener una llamada importante, reserva un par de minutos para platicar con tu hijo y explicarle que tienes una tarea en la que debes concentrarte al 100%, por lo que no estarás disponible para jugar o convivir con él.

Con la intención de facilitar este punto, puedes acondicionar un espacio que le permita distraerse y aprender mientras tu no estas.

La Dra. Adriana Ortiz, psicoanalista y miembro de la Fundación APTA, sugiere que dicha habitación contenga un escritorio, una silla adecuada, juguetes multisensoriales y libros que sean de su interés.

«Es necesario propiciar un ambiente saludable para el aprendizaje. Resulta esencial que sea un espacio seguro, ventilado y que no tenga objetos peligrosos a la mano», explica.

#3 Trabajo en equipo

El trabajo en equipo es clave para cuidar a los más pequeños del hogar. Si la situación te rebasa y no sabes qué hacer ¡pide refuerzos! Platica con tu compañero y piensen en nuevas alternativas para sobrellevar esta situación.

«Tu pareja siempre debe tener el papel de colaborador; es esencial que forme parte de los procesos de crianza y ejerza su papel como padre, así podrán equilibrar la situación y evitar roces», menciona la Dra. Ortiz.

Al igual que la madre, la figura paterna tiene un papel esencial en el bienestar de los niños. Tómalo en cuenta y piensa en soluciones que requieran la participación de ambos.

#4 Fabrica una caja especial

Las actividades recreativas son perfectas para fortalecer el autoestima de tu hijo, aumentar sus niveles de confianza y enseñarlo a ser más independiente.

Fabrica una caja que tenga objetos divertidos que atrapen su atención y lo distraigan.

Siempre que quiera interrumpir una junta importante o una llamada, pregúntale «¿Dónde está tu cajón especial» o «¿Recuerdas que debes hacer cuando estoy en el teléfono?».

Así evitarás regañarlo y lo incluirás en la resolución del problema. Es un ganar-ganar, ¿no lo crees?

Pon a prueba nuestras recomendaciones y prepárate para llenar tu hogar de armonía y paz. Una crianza empática y responsable se traduce en adultos exitosos y resilientes, tómalo en cuenta.

¿Tienes otro consejo que sea útil? Compártelo en los comentarios.

mini:


No te vayas sin antes leer esto:

Reacciona
Comparte