null: nullpx
Bebes

Toda mamá primeriza debería probar la exterogestación, una técnica recomendada por los expertos

Publicado 26 Jun 2019 – 12:15 PM EDT | Actualizado 26 Jun 2019 – 12:15 PM EDT
Reacciona
Comparte

Para un ser humano, nueve meses de gestación en el vientre de su madre no es tiempo suficiente para convertirse en un ser independiente en cuanto nace. Esta es una de las grandes diferencias con el resto de los animales del planeta. Por ejemplo, cuando un caballo nace, a los pocos minutos ya puede ponerse de pie y comenzar a explorar el mundo. Esto no sucede con un humano.

Un recién nacido necesita tanta o más atención que cuando estaba en gestación. Expertos de crianza infantil han destacado la importancia de un acercamiento profundo entre el bebé y la madre durante los primeros meses de nacido.

Según datos del Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal, los bebés después de pasar nueve meses dentro del vientre esperan un útero externo que les ofrezca los componentes necesarios de un "nido evolutivo". Es decir, una serie de sistemas que lo capaciten para hacer lo normal o cotidiano.

La exterogestación o gestación fuera del útero es una práctica de cuidado del bebé que se lleva a cabo en los nueve meses posteriores al nacimiento. Esta técnica implica que las personas más cercanas al nuevo integrante de la familia lleven a cabo acciones de afecto hacia el bebé, con el propósito de que sienta compañía y seguridad. ¿Cuáles son esas actividades?

Actividades que forman parte de la exterogestación

#1 Piel con piel

Darle pecho de forma que haya un contacto piel con piel, para transmitir cuidado al bebé. Amamantar es una de las actividades que generan una relación fuerte y segura con tu hijo, trata de que sea lo más cómodo posible para ambos.

#2 Más tiempo en casa

Evita dejarlo en estancias infantiles desde una corta edad y pasa el mayor tiempo posible con él o ella, para que no producir sensaciones de abandono que puedan afectar su desarrollo más adelante.

Si tus actividades laborales o tu rutina en general te impide estar en casa con tu bebé, procura que el tiempo que pasan juntos sea de la mayor calidad y que las personas que estén a su cuidado sean muy cercanos a tu pequeño.

#3 Acompaña su descanso

Toma su mano cuando esté por quedarse dormido o dormida, para que sienta seguridad y compañía. La sensación de que está protegido mientras duerme lo ayudará a tener un mejor descanso y evitará que se sienta angustiado o estresado al despertar.

#4 Contacto físico

Dale besos de forma gentil en sus mejillas y/o frente, para que logre percibir el cariño. Por supuesto, papá y toda la familia cercana también puede brindarle estas muestras de amor físico, para que el vínculo crezca y él recién nacido se sienta en un círculo de protección y cariño.

#5 Sueño tranquilo

Arregla los espacios en los que descansa el bebé, de manera que se sienta protegido cuando no está en tus brazos. Su cuna, la bañera, algún tapete o cualquier sitio en el que se encuentre constantemente influirá en su forma de comportarse.

A través de la exterogestación brindarás seguridad a tu bebé y crecerá sanamente. Además, registrará experiencias felices y placenteras durante los primeros meses del desarrollo del cerebro.

Estas vivencias ayudarán a que en un futuro tu hijo o hija tenga la oportunidad de desarrollarse con fuerza, para enfrentarse con todas las capacidades a su futuro, así como adaptarse al nuevo mundo que lo rodea.

Recuerda que la independencia de tu bebé llegará mucho después y no esperes que durante los primeros meses sepa decirte lo que necesita y cómo lo necesita.

Tanto así, que los expertos también recomiendan que lo tomes en tus brazos siempre que esté inquieto, cansado, molesto o asustado. Ten en cuenta que después de permanecer nueve meses dentro de tu vientre, estar alejado de ti le produce una gran angustia (¿quién preferiría estar en una cuna extraña, en lugar del regazo de mamá?).

La exterogestación o gestación después del parto brinda muchos beneficios para el bebé, pero sobre todo alimenta la relación y comunicación entre la madre y su recién nacido.

¡Espera! También puedes leer:

Reacciona
Comparte