null: nullpx
cuidados del bebe

Lo que debes hacer si tu bebé tiene la nariz constipada y cómo saber si es un síntoma serio

Publicado 26 Feb 2021 – 05:51 PM EST | Actualizado 26 Feb 2021 – 05:51 PM EST
Reacciona
Comparte

La congestión nasal es una molestia que no solo se presenta en adultos, también bebés. Desafortunadamente, para los nenes es difícil limpiar sus naricitas y los estornudos no son lo suficientemente fuertes como para expulsar toda la mucosidad.

Entre las problemáticas más serias que tiene una congestión en niños pequeños es la interrupción del sueño y la dificultad para comer bien. En consecuencia, pasan los días irritados y llorando.

Para los papás resulta estresante este momento, pero no hay de qué temer. Existen productos farmacéuticos para destapar la nariz y también hay algunos remedios sencillos que ayudan a prevenir el problema.

Aspirar la nariz del bebé

La mejor forma de remover los moquitos del bebé es mediante el uso de una pera de goma, la cual se puede adquirir en cualquier farmacia.

Este proceso es muy sencillo. Antes de introducir la punta de la pera en la nariz del bebé, hay que expulsar el aire apretando el bulbo. Luego, sosteniendo firmemente el bulbo para evitar que se infle de nuevo, hay que introducir la punta en la fosa nasal (entre 60 milímetros y un centímetro).

Una vez dentro, ya se puede soltar el bulbo para que succione el moco. Una vez que se infle por completo, se debe retirar la pera y vaciar el contenido en un trozo de papel.

Este proceso se debe repetir las veces que sean necesarias y al finalizar limpiar perfectamente la pera con agua y jabón neutro.

Gotas salinas

Las gotas nasales salinas se pueden encontrar en cualquier farmacia, incluso hay marcas que fabrican este producto especialmente para bebés.

Su función principal es diluir el moco, para que el pequeño pueda expulsarlo fácilmente.

Son muy fáciles de usar, gracias a su diseño en forma de gotero. Solo hay que colocar al bebé en una posición erguida o ligeramente inclinada, y aplicarle la cantidad de gotas que el frasco recomiende.

Los moquitos comenzarán a salir y hay que limpiarlos rápidamente con un pañuelo suave. En este caso, también es posible combinar las gotas salinas con la pera y, en lugar de limpiar con un pañuelo, se introduce la punta para absorber la mucosidad.

Humedecer el aire

Para prevenir que el bebé se constipe, es recomendado el uso de un humificador de agua fría, para que el aire de su habitación se humedezca.

En este caso, hay que cambiar el agua diariamente y seguir todas las instrucciones del manual.

Reconoce lo que significa la mucosa por su color

En general, una constipación nasal es molesta, pero no peligrosa. Sin embargo, aquello que provoca los moquitos sí puede ser una señal de alarma, por eso es importante conocer qué significa el color de la mucosidad.

Los moquitos transparentes se consideran normales, porque pueden presentarse como respuesta al entorno. También aparece cuando existen alergias. Por otro lado, las secreciones blancas, verdes o amarillas son producto de un resfriado común.

Hay que acudir a un médico cuando tengan tonalidades rosas o naranjas, porque son sinónimo de irritación o una lesión nasal.

Finalmente, si se perciben secreciones de color negro significa que hay una infección por hongos.

Poner en práctica estos consejos ayudará mucho a aliviar las molestias de tu bebé. Si tienes otro tip, no dudes en compartirlo en los comentario.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte