null: nullpx
cuidados del bebe

La leche materna que se produce en el día no es igual a la que se produce en la noche

Publicado 13 Sep 2019 – 11:08 AM EDT | Actualizado 13 Sep 2019 – 11:08 AM EDT
Reacciona
Comparte

La lactancia es una parte fundamental en el crecimiento y desarrollo del bebé. Es indispensable en el vínculo que se crea entre la mamá y el recién nacido, y tiene grandes beneficios en la salud de la misma mami. En otras palabras, la lactancia es de los mejores momentos, tanto para el bebé como para la mamá.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, lo más recomendable es que los bebés únicamente se alimenten de leche materna durante sus primeros seis meses de vida.

Pero más allá de saber lo elemental de la lactancia y reconocer la gran importancia que tiene en la salud de nuestros pequeños, muchas veces desconocemos algunos datos bastante interesantes que nos pueden ayudar a comprender mejor este extraordinario proceso y aprovecharlo aún más.

La diferencia de la leche materna durante el día y la noche

La UNICEF explica que la leche materna cuenta con las cantidades necesarias de vitaminas, minerales, proteínas, grasas y azúcares que ayudan a que el bebé crezca sano.

Gracias a estos nutrientes, los pequeños pueden tener huesos fuertes, energía, inteligencia y un gran número de anticuerpos que le ayudan a fortalecer su sistema inmune y así evitar alergias, enfermedades, infecciones y demás amenazas que ponen en riesgo su salud.

Además de esta extraordinaria combinación de nutrientes y elementos que son esenciales en el crecimiento de tu pequeño, una investigación publicada en la revista científica Nutritional Neuroscience descubrió que la leche materna cuenta con diversos componentes que varían durante el día y la noche e influyen en el sueño del bebé.

De acuerdo con este estudio, la leche cuenta con nucleótidos, una sustancia elemental en los ácidos nucleicos (ADN y ARN), que cambian sus niveles de concentración a lo largo del día. Esto, a su vez, influye en el sueño y el descanso del bebé.

En otras palabras, la leche materna cambia de acuerdo a la hora del día, lo cual puede ayudar a los recién nacidos a dormir mejor o estar más despiertos.

Este estudio encontró que la leche materna producida durante la noche cuenta con mayores concentraciones de nucleótidos, a diferencia de la leche producida en la mañana o a lo largo del día.

Los investigadores consideran que el aumento nocturno de estos nucleótidos ayuda a que el lactante se relaje y promueve que concilie el sueño más fácilmente.

Con base en esta información, si eres de las mamis que se extrae leche y la almacena para alimentar al bebé si no estás presente o si es más sencillo hacerlo con biberón fuera de casa, te recomendamos que prestes atención a la hora del día en que lo haces.

Puedes guardar la leche en el refrigerador con una notita que indique la hora precisa y así alimentar a tu bebé con este leche a la misma hora en que la extrajiste. De esta forma, tu bebé podrá tener las mejores concentraciones de nucleótidos que necesita durante el día.

Es decir, podrá tomar leche con concentraciones bajas de estas sustancias durante el día -para estar más despiertito- y disfrutará leche con altas concentraciones de nucleótidos durante a noche, lo cual le ayudará a tener un mejor sueño y descanso.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte