null: nullpx
actividades para niños

Descubre este truco de mindfulness para hacer dormir a los niños (¡realmente funciona!)

Publicado 29 Nov 2017 – 05:00 PM EST | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

La hora de dormir es uno de los momentos del día que más padres anhelan y rechazan a la vez. ¿Pero por qué surge esta contradicción? Pues es muy simple: ellos llegan a la noche con el cansancio acumulado de todo un día de trabajo y, generalmente, los niños no quieren dormirse.

Algunos logran que vayan a acostarse, pero esto no implica que se duerman enseguida. La mayoría incluso ha probado numerosos métodos, sin demasiados resultados positivos. Si eres uno de ellos, no te preocupes. Hoy compartimos contigo un truco que involucra la atención plena y que realmente ayuda a que los niños concilien el tan ansiado sueño. Descúbrelo a continuación.

La literatura y la meditación

Hoy día muchos conocemos o incluso practicamos meditación a diario. Sin embargo, no siempre la relacionamos con los beneficios que puede implicar para los más pequeños de la casa, particularmente a la hora de dormir.

Pues resulta que existen libros en los que se incluyen historias (sin imágenes) en las que se lleva de manera entretenida y sutil a que cada criatura se sumerja por completo en la meditación. Estas meditaciones consisten en visualizaciones simples que los padres transmiten a sus hijos y que los ayudan no solo a dormir con mayor rapidez, sino también a sentirse relajados, seguros y tranquilos.

¿Por qué resultan tan efectivos?

La mayoría de este tipo de libros son historias sumamente descriptivas. De acuerdo con la edad, cada niño podrá comprender más o menos de lo que se cuenta en ellas.

Pero, en definitiva, esto no tiene importancia. La verdadera riqueza de esta literatura se halla en el poder que promueve para propulsar la imaginación de los niños y a la vez ayudarlos a que concilien un sueño profundo. A su vez, el hecho de que como padres estemos totalmente presentes (atención plena) fomenta una conexión profunda padre-hijo, amorosa y necesaria.

También ayudan a desarrollar otras habilidades

Según Maureen Garth, autora de Starbright, un libro de meditación pensado para niños, no hace falta que cada uno cuente con determinada edad para disfrutarlos. De hecho, considera que, cuanto antes se introduzca a los niños en este tipo de literatura, mejores serán los resultados.

Maureen asegura que los beneficios de estos libros no se limitan a generar un buen descanso en los pequeños, sino que también ayudan a mejorar su concentración y a desarrollar habilidades artísticas.

Para que la hora de dormir realmente funcione, es el niño quien tiene que querer irse a dormir (y no siempre los padres). Como ves, un elemento tan simple como un libro sin imágenes puede ser la puerta de entrada para el jardín de los dulces sueños. Y tú, ¿te animas a probar este tipo de literatura con tus pequeños?

Reacciona
Comparte