null: nullpx
actividades para niños

¿Por qué los hijos únicos sufren más la cuarentena? Expertos responden

Publicado 10 Jun 2020 – 05:14 PM EDT | Actualizado 23 Sep 2020 – 05:05 PM EDT
Reacciona
Comparte

El confinamiento impuesto en todo el mundo por el coronavirus trajo una preocupación extra para quienes son padres: ¿qué hacer con los niños? Las escuelas en todos los países tuvieron que cerrar, y aunque hay algunas ofertas educativas en línea, los pequeños de la casa se vieron obligados a pasar las horas dentro de cuatro paredes.

Para ellos, que por lo general tienen mucha energía y poca concentración, la cuarentena se volvió complicada. Pero dentro de este sector, quienes más la sufren son los hijos únicos.

En situaciones normales, los hijos únicos pueden socializar, jugar y distraerse con otros niños de su escuela o que vivan cerca de ellos.

Sin embargo, en la cuarentena están mucho más aislados, debido a que no pueden interactuar con otros infantes, y sus padres por otro lado, están ocupados trabajando desde casa.

Incluso las horas que los padres sí pueden pasar con sus hijos únicos, no reemplazarán las de juego e interacción con otros niños.

Especialmente porque las personas mayores suelen tener menor paciencia y gusto por los juegos de los niños.

De acuerdo con diferentes expertos del portal Psychology Today, lo mejor que pueden hacer los padres de hijos únicos es “brindarles estructuras sólidas y una variedad de actividades para que se mantengan en un buen estado mental”.

Así, la recomendación de especialistas como el doctor Robert Taibbi, es que los padres propongan actividades como cantar, bailar, hacer ejercicios, disfrazarse, o lo que se les ocurra para estimular a los pequeños y divertirlos. La clave esencial es la empatía.

Aunque, por el momento es muy pronto para saber si el confinamiento tendrá efectos secundarios en las personalidades de los niños, los expertos aseguran que no hay por qué preocuparse.

Los especialistas en general, coinciden en que es bueno que los niños se aburran: así se conocen sus gustos, aprenden a lidiar con sus frustraciones y a sobrellevar el tiempo bajo su propia percepción.

Ya lo sabes, si tienes un pequeño único en casa, es una gran oportunidad para sacar la creatividad y ponerle nuevas actividades (que no sean más tareas, por favor.) Tampoco pasa nada si se aburre unos minutos.

Otras noticias que te pueden interesar

Reacciona
Comparte