null: nullpx
Bebes

5 movimientos que tu bebé usa para comunicarse contigo y qué significan

Publicado 13 Jul 2020 – 11:29 AM EDT | Actualizado 13 Jul 2020 – 11:29 AM EDT
Reacciona
Comparte

Durante el primer año de vida, tu pequeñito aprenderá a expresar su estado de ánimo y necesidades a través del lenguaje corporal.

Al ser su única vía de comunicación (junto con el llanto), resulta fundamental que sepas cómo interpretarlo correctamente. Es el primer paso para que comience a relacionarse contigo y su entorno.

De acuerdo con Andrea Diaz Mendoza, psicóloga y especialista en trastornos del habla, aprender a comunicarte con tu bebé te ayudará a construir una relación más fuerte y amorosa, factor indispensable para su desarrollo.

Te mostramos los movimientos más frecuentes que usan los bebés para comunicarse y qué significan, según los especialistas.

#1 Mueve las piernas

El sitio especializado CNN Health afirma que en la mayoría de los casos el pataleo es una señal de que tu pequeño se está divirtiendo y se encuentra de buen humor.

Es habitual apreciar este comportamiento cuando está jugando con otros niños o al momento de realizar una actividad que lo emocione y haga feliz. Para corresponder a esta acción, puedes cantarle su canción favorita o aplaudir cada vez que lo haga.

Por otro lado, un artículo de la Universidad de Michigan explica que si el movimiento viene acompañado de angustia, llanto o malestar, es probable que tenga cólicos o gases intestinales.

En este caso, lo mejor será visitar a un especialista para que pueda brindarle el tratamiento adecuado.

#2 Arquea la espalda

La espalda arqueada es una reacción natural del cuerpo hacia el dolor agudo o la incomodidad física.

Puede indicar que tu pequeño necesita cambiar de postura o que tiene molestias gástricas, como gases y acidez estomacal, afirma el Birth Injury Help Center.

Ayúdalo a encontrar una posición confortable y espera a que se tranquilice. Si este comportamiento no cesa, revisa si hace falta cambiarle el pañal, si está acalorado o si tiene hambre.

En caso de no mostrar mejoría, tendrás que llevarlo con el pediatra.

#3 Puños cerrados o abiertos

Hasta los tres meses de edad, cerrar los puños es considerado un comportamiento habitual, pues es la posición que tenía cuando estaba dentro de tu vientre.

Sin embargo, una vez superada esa edad, los puños cerrados pueden indicar estrés, enojo, incomodidad, que tiene hambre o que necesita un pañal nuevo, según el sitio First cry and Parenting.

En cambio, si su manita está abierta y relajada quiere decir que está cómodo y que quedó satisfecho después de comer.

Con el paso de los meses, desarrollará sus habilidades motrices y podrá abrirlas y cerrarlas para sostener objetos sin que se resbalen de sus manos.

#4 Frota sus ojitos

Los especialistas mencionan que si este movimiento viene acompañado por un bostezo, llanto o irritabilidad, indica que tu bebé necesita una siesta urgentemente.

Cárgalo e intenta calmar el malestar, canta una canción de cuna y condiciona la habitación para que pueda conciliar el sueño con facilidad.

Si esto no funciona, consulta con su pediatra para descartar una infección en los ojos. Recuerda que un diagnóstico temprano puede hacer la diferencia.

#5 Lleva sus manos a la boca

La pediatra Kelly Marques Oliveira afirma que este hábito es completamente normal.

Según la especialista, dicho gesto forma parte de la fase oral, etapa en la que tu pequeño empezará a explorar el mundo a través de su boquita.

Funciona como preparación para la salida de los primeros dientes de leche, misma que se desarrollará en los meses posteriores (aquí puedes ver un calendario de dentición que te permitirá saber cuándo brotará cada uno).

Finalmente, toma en cuenta que la mejor forma de estimular su lenguaje corporal es respondiendo a él.

De esta forma, tu pequeño sabrá que estos gestos funcionan y podrá usarlos la próxima vez que quiera expresar una necesidad.

Mantente alerta a su comportamiento y asegúrate de brindarle un entorno atractivo y amoroso, que le permita desarrollarse adecuadamente.

Al comunicarte con tu pequeñito, estás generando lazos de confianza que fortalecerán su relación. No lo olvides.

Y tú ¿sabes cómo interpretar los movimientos de tu bebé? Cuéntanos en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte