null: nullpx
Consejos de Moda

Comprar una cartera de lujo es como buscar al hombre ideal (10 maneras de lograrlo)

Algunas ideas que tienes que tener claras cuando vas a invertir mucho dinero en un bolso de marca.
14 Mar 2016 – 5:53 PM EDT

Si piensas que gastar en un bolso de lujo es un derroche de dinero, considera qué tan seguido cambias tu bolso de uso diario por otro nuevo; un bolso de lujo es para toda la vida, lo cual a la larga representa un ahorro. Si ya resolviste gastar arriba de 3,000 dólares en un bolso, más vale manejarlo como cualquier inversión; es decir, con inteligencia y con la información a la mano.

A continuación, 10 factores que debes de tomar en cuenta al elegir un bolso de lujo (y las muchas maneras en que este se parece a buscar un hombre indicado)

1. NECESIDAD VERSUS DESEO

Lo que necesitamos y lo que queremos no siempre coinciden y, en el caso de cualquier artículo de lujo, se trata de lo primero. Mantener en mente esta regla general te ayudará a elegir la mejor opción, ya que las virtudes que te ofrece un bolso que dejarás de usar en menos de un año, son distintas a las que debes de buscar en un bolso de lujo. Algo así como las cualidades del hombre con el que sales ocasionalmente y aquellas del hombre con el que te piensas casar.

2. COLOR

A menos de que cuentes con una colección de bolsos de lujo y que éste sea uno más, compra un color que sobreviva a las tendencias de temporada. Un bolso de lujo es algo que usarás seguido y durante un buen tiempo; no sólo debe de combinar con tu guardarropa actual, sino soportar los cambios que sufrirá a futuro. Es decir, un bueno bolso de lujo es como un buen hombre: capaz de soportar tus caprichos y de perdonarte tus errores.

3. CONSTRUCCIÓN

¿Qué pasa con el bolso una vez que le metes todo aquello que sueles cargar? Si se deforma, no es el bolso para ti. Si bien puedes comprar una base formadora, ¿para qué, si ya estás gastando tanto? O lo que es lo mismo: ¿de qué sirve casarse si tienes que suplementar la relación con un amante?

4. PESO

Aprovecha el experimento de ver qué sucede cuando llenas el bolso con tus pertenencias (despreocúpate de la dependienta de la tienda, quien se tendrá que aguantar porque estás por gastar más de lo que ella gana en un mes) y cárgala como mejor te acomode. ¿Pesa demasiado? ¿El bolso te lastima el hombro o el brazo? Al igual que con un hombre, pregúntate si lo seguirás queriendo cuando engorde.

5. INTERIORES

Voltea el bolso por completo para ver su interior. Debe de ser tan hermoso por dentro que por fuera, la factura igualmente perfecta y resistente. Evita forros de tonos oscuros que te obligarán a sumir media cabeza para encontrar el labial. Si de entrada pudiéramos hacer lo mismo con un hombre para ver cómo está hecho por dentro, nos ahorraríamos más de un tormento.

6. CORREAS

Largas, cortas, fijas o desmontables, las mejores correas son aquellas con las que mejor te acomodes. Si sueles usar el bolso en el brazo, no compres algo para colgar al hombro. Si prefieres colgarte el bolso al hombro, asegúrate de que las correas le quepan a tu abrigo favorito sin que se estén deslizando constantemente. Si te gusta tener opciones, asegúrate de que el bolso cuente con diversas correas desmontables. El mejor bolso (y el mejor hombre) es aquél que sabes que está allí, al tiempo que apenas lo notas.

7. ACCESO

¿Es fácil sacar tu cartera sin necesidad de revolverlo todo o de verter las entrañas de tu bolso en el asiento del auto? ¿Cuenta con múltiples compartimentos de fácil acceso que se pueden usar sin que el bolso se deforme? El mejor bolso para ti es como la mejor relación de pareja: tiene que ser capaz de soportarlo todo sin perder su esencia.

8. TAMAÑO

Mientras que se antoja que un bolso sea capaz de guardar todo lo imprescindible y algo más, tampoco debe de ser un hoyo negro donde se te pierdan las llaves cuatro veces por día. De por sí te hará sentir conspicua si no estás acostumbrada a usar artículos de lujo, de modo que el bolso que te queda demasiado grande es un bolso que dejarás de usar. En cuanto a los hombres y el tamaño, dejaremos de lado los comentarios al respecto.

9. EVITA LO ESTRAFALARIO

Por las mismas razones que te aconsejamos alejarte de los bolsos de gran tamaño (número 7, arriba), el concepto clave es bajo perfil. En teoría, a todas nos gustaría salir con Johnny Depp, pero la verdad es que pocas aguantaríamos los reflectores.

10. ATEMPORALIDAD

Es importante que tu bolso de lujo sea capaz de cambiar contigo a través del tiempo y quizá incluso con tu hija cuando le heredes tu Chanel, Hermès, Gucci o Fendi, de otro modo lo dejarás de usar cuando cambien tus gustos o tu edad. Pregúntate si lo seguirás adorando cuando envejezca o, de modo más importante, cuando envejezcas tú. Pregúntate lo mismo sobre tu bolso de lujo.

RELACIONADOS:Consejos de ModaModaAccesorios

Más contenido de tu interés