null: nullpx
cancer

Vacuna contra el cáncer de mama: el revolucionario avance científico que pronto será realidad

Publicado 13 Ene 2020 – 05:05 PM EST | Actualizado 13 Ene 2020 – 05:05 PM EST
Reacciona
Comparte

El cáncer de mama es una de las causas de muerte más comunes entre las mujeres. De acuerdo con Mayo Clinic, esta enfermedad se origina cuando algunas células mamarias se desarrollan de manera irregular.

Estas células se dividen más que las sanas y proliferan en mayor medida, por lo que se acumulan formando pequeños bultos en los senos.

El peligro radica cuando las células cancerígenas se diseminan y provocan metástasis, ya que pueden distribuirse hasta los ganglios linfáticos o a otras partes del cuerpo.

Actualmente, el tratamiento contra el cáncer de mama consiste en radioterapias que pueden ser muy agresivas con el cuerpo, ya que la radiación no distingue entre las células enfermas y las sanas.

Incluso, cuando el padecimiento está muy avanzado, no queda otro remedio que amputar el seno enfermo para salvar a la paciente.

Afortunadamente, todas las complicaciones en el tratamiento y sus efectos secundarios podrían quedar en el pasado gracias a una nueva investigación.

La esperanza de una vacuna

De acuerdo con un artículo científico, especialistas de Mayo Clinic en Jacksonville, Florida, aseguran que están trabajando en una vacuna para tratar este padecimiento y podría estar disponible dentro de 8 años.

Los investigadores afirman que la vacuna evita el desarrollo del cáncer de mama y de ovario, así como su reaparición en caso de que el paciente ya haya sido diagnosticado.

Keith L. Knutson, investigador principal del estudio, afirmó en una entrevista para Forbes:

«Es razonable decir que podríamos tener una vacuna dentro de ocho años, la cual podría estar disponible para los pacientes a través de su farmacia o su médico».

Los investigadores aseguran que el estudio aún se encuentra en las primeras etapas, por lo que el ensayo médico será posible dentro de por lo menos 3 años.

El Dr. Knutson asegura que Mayo Clinic ya cuenta con dos vacunas: una contra el cáncer de seno triple negativo y otra contra el positivo HER2.

Para que estas vacunas estén en el mercado, deben pasar las pruebas necesarias en los ensayos clínicos.

Uno de los obstáculos que enfrentan los investigadores es el costo de los ensayos clínicos, ya que el más común oscila entre los 12 y 20 millones de dólares, mientras que los ensayos de fase 3 pueden costar hasta 60 millones.

Las vacunas funcionan estimulando el sistema inmunológico (el mecanismo de defensa natural del cuerpo), para que se adhiera y mate a las células con cáncer.

«Si podemos capacitar al sistema inmunitario para reconocer células anormales, células cancerosas o precancerosas, entonces tal vez el sistema inmunitario pueda eliminarlas incluso antes de que se desarrollen», explicó la Dra. Amy Degnim, miembro de la investigación, a la revista Forbes.

El equipo científico tiene la esperanza de que su vacuna enseñe al sistema inmunológico a reconocer las proteínas extrañas y eliminarlas.

Se espera que las vacunas, combinadas con una detección temprana del cáncer y una terapia adecuada, puedan reducir la mortalidad del cáncer de mama y ovario considerablemente.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte