null: nullpx
Depresión

Tristeza constante y pérdida de interés: conoce todo sobre la depresión, el trastorno mental más común

Publicado 11 Mar 2019 – 03:11 PM EDT | Actualizado 11 Mar 2019 – 03:11 PM EDT
Reacciona
Comparte

La tristeza constante y la pérdida de interés en actividades que antes traían felicidad son los síntomas más comunes de la depresión. La depresión hace que las personas perciban tareas que antes parecían simples, por ejemplo, levantarse de la cama, como algo muy complicado. Pensar en comenzar el día es una carga sobre sus hombros contra la que no tienen herramientas para luchar. Así pasa también con sus empleos o relaciones sociales.

En el verano de 2017, Justin Bieber canceló los últimos 14 conciertos de su gira por todo el mundo, después de haber completado 150 en casi un año y medio. «Me deprimí en medio de la gira», recuerda en una entrevista con Vogue. Recientemente, el cantante decidió hablar públicamente sobre su depresión. «He estado batallando mucho. Me he estado sintiendo muy raro y desconectado», escribió en una publicación de Instagram.

Qué es la depresión y cuáles son sus síntomas

La depresión no es una tristeza pasajera ni una debilidad, aclara la clínica Mayo. No es posible recuperarse de ella de una manera sencilla. Sin embargo, los pacientes generalmente se sienten mejor cuando comienzan un tratamiento con psicofármacos y terapia psicológica. Las personas con depresión no suelen tenerla una sola vez: es más frecuente que sufran varios episodios a lo largo de la vida.

Esta enfermedad mental puede influir en las emociones, el comportamiento e incluso el bienestar físico de quien la padece. Se caracteriza por traer consigo sentimientos de tristeza o de vacío, ganas de llorar todo el tiempo, falta de esperanza en el futuro. Este cúmulo de pensamientos y sentimientos negativos deriva, muchas veces, en enojo, irritabilidad y frustración.

Algunas veces, las personas pierden interés o dejan de sentir placer por realizar actividades habituales o que antes sí eran fuente de disfrute: pasatiempos, deportes, sexo. Las personas con depresión suelen sufrir alteraciones del sueño: a veces no pueden dormir en toda la noche, otras duermen demasiado. Pero, duerman lo que duerman, se sienten agotadas. Tareas que para otros parecen pequeñas requieren un esfuerzo mayor.

Los extremos no se dan solo en el sueño: además de dormir muy poco o demasiado, quienes tienen depresión pueden sufrir falta de apetito o más antojos de comida. La ansiedad que se relaciona con la depresión es la causa más probable de estos excesos y carencias.

Causas de la depresión

Usualmente, las personas con depresión tienen las herramientas externas para vivir una vida normal y feliz, por eso no saben qué las tiene tan tristes. Otras veces, se convencen de que los sucesos del pasado, por ejemplo, fracasos, son la razón, y comienzan a desarrollar una fijación en ellos, que viene con otras dificultades para razonar, concentrarse, tomar decisiones y recordar.

En la mayoría de los casos, no hay una razón particular para desarrollar depresión. Puede existir un evento inicial, un trauma, que la cause en ese momento o muchos años después. Como con cualquier enfermedad, los cambios biológicos son los responsables principales.

Se sabe que el cerebro de quienes tienen depresión sufre cambios en su composición, aunque no está claro qué importancia tienen para el desarrollo de la enfermedad. Esta puede ser causada por un desequilibrio en los neurotransmisores del cerebro o en las hormonas corporales. También puede tener causas hereditarias.

Esta razón biológica no significa que la depresión sea una enfermedad que afecta a las personas aleatoriamente. Existen factores que predisponen a las personas a desarrollar depresión. Todo depende de su personalidad (baja autoestima, autocrítica excesiva), de las experiencias de vida (maltrato físico o abuso sexual, relaciones complicadas, la muerte de un ser querido), de su salud mental anterior (trastornos de ansiedad o de estrés postraumático), o de su salud física (enfermedades graves o crónicas, como cáncer).

Es muy común que las personas desarrollen depresión a partir de un abuso de alcohol o drogas utilizado, con frecuencia, para apaciguar sus sentimientos negativos o para enterrar ciertos recuerdos.

Tratamiento de la depresión: pedir ayuda importa

A partir de todo lo que las personas con depresión deben vivir, es posible que sientan que vivir no vale la pena. Por eso, pueden tener pensamientos recurrentes sobre la muerte e intentar suicidarse o, algunas veces a lograrlo. Se puede pedir ayuda mucho antes de que la situación llegue a ser tan grave.

Los medicamentos y la terapia psicológica son útiles para la mayoría de las personas con depresión, de acuerdo a la clínica Mayo. Es una recuperación que requiere paciencia, dado que el efecto de la medicina no es inmediato. Dejar de tomar los medicamentos de forma repentina puede empeorar la depresión.

En la mayoría de los países hay líneas que están disponibles las 24 horas del día para ayudar a las personas que están teniendo pensamientos suicidas. Es importante conocer estos números para tener ayuda siempre al alcance de la mano.

Más sobre la depresión:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:DepresiónSalud MentalVisual 5Vix