null: nullpx
Cura de Enfermedades

Los mocos son desagradables, pero necesarios: ayudan a "domesticar" a las bacterias

Publicado 21 Oct 2019 – 10:09 AM EDT | Actualizado 21 Oct 2019 – 10:09 AM EDT
Reacciona
Comparte

Desagradables, pero necesarios. Los mocos son una de las defensas de nuestro organismo para evitar que microbios ingresen y causen desastres en nuestra salud.

Desde siempre se ha pensado que solo consisten en una barrera física, pero de acuerdo con un estudio reciente, pueden ser más que eso.

El estudio, publicado en la revista Nature Microbiology por investigadores del MIT, afirma que la mucosidad de nuestro cuerpo sirve, además de como una barrera física, para desarmar a los patógenos y evitar que propaguen infecciones.

La nueva función de los mocos se da gracias a la acción de los glucanos, que son moléculas de azúcar que se encuentran en el moco. Estas moléculas son responsables de la domesticación de los microbios, evitando que las bacterias se comuniquen entre sí y formen biopeliculas infecciosas.

De acuerdo con Katharina Ribbeck, una de las autoras principales de este proyecto, los glicanos (otro tipo de glucanos) tienen funciones biológicas que regulan la manera en cómo se comportan los microbios.

Los investigadores se centraron en las infecciones de los glucanos con Pseudonomas aeruginosa, un microbio que puede causar infecciones en pacientes con fibrosis quística. El trabajo del equipo de Ribbeck demostró que los glucanos regulan el comportamiento de otros microbios.

El moco, cuya presencia en nuestro cuerpo se extiende aproximadamente en 200 metros cuadrados en el tracto digestivo, los pulmones, el tracto urinario y otras partes del cuerpo, se consideraba únicamente como un lubricante hasta antes del trabajo de Ribbeck.

En su estudio, Ribbeck demuestra que los glicanos se unen a las proteínas llamadas mucinas, formando un gel con una estructura similar a un cepillo de botella para desarmar a los microbios.

El equipo de científicos del MIT experimentó con los glucanos, exponiendo a su acción a las bacterias Pseudomas aeruginosa. Dichas bacterias experimentaron grandes cambios de comportamiento, que las hicieron menos peligrosas para el huésped, dejando de introducir toxinas, uniéndose a las células del cuerpo o muriendo.

«Hemos visto que las mucinas intactas tienen efectos reguladores y pueden causar cambios de comportamiento en toda una gama de patógenos, pero ahora podemos identificar el mecanismo molecular y las entidades responsables de esto, que son los glucanos»

En los experimentos, los investigadores usaron varios cientos de glucanos, pero ahora planean estudiar los efectos de los glucanos individuales, que pueden interactuar con microbios diferentes.

Ahora el estudio se enfocará en las interacciones de los glicanos con otros microbios, como el Streptococcus y el hongo candida albicans.

Si se logran aprovechar estas nuevas propiedades del moco, los científicos serán capaces de producir nuevas formas de tratar las infecciones resistentes a los antibióticos, o una estrategia complementaria a los antibióticos tradicionales.

Ribbeck asegura que su investigación encontró la forma de desarmar microbios difíciles, en lugar de matarlos. Esto ayudaría a limitar la presión selectiva para desarrollar resistencia, porque no están bajo presión para encontrar formas de sobrevivir, lo que ayuda a mantener un microbioma más diverso.

Por esa razón se especula que los glucanos también juegan un papel clave en la composición del microbioma, lo que es beneficioso para los huéspedes humanos.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte