null: nullpx
Alergias

¿Qué cuidados necesitas después de recibir una vacuna? Te explicamos lo que debes hacer

Publicado 31 Mar 2021 – 02:45 PM EDT | Actualizado 31 Mar 2021 – 02:45 PM EDT
Reacciona
Comparte

La aplicación de una vacuna ante cualquier enfermedad es importante para proteger al organismo y hay algunos cuidados que se deben tomar después de recibirla.

Existe un gran número de teorías acerca de los efectos de las vacunas que generan desinformación entre la población y desalientan a las personas de vacunarse.

Sin embargo, hay evidencia científica suficiente que demuestra que las vacunas no son responsables del autismo, esclerosis múltiple, derrames cerebrales, entre otros padecimientos atribuidos a la aplicación.

La mayoría de vacunas se aplican durante la infancia o adolescencia para fortalecer al sistema inmunológico desde temprana edad.

Pero hay otras vacunas que se aplican en la adultez y tanto los efectos como los cuidados posteriores son parecidos.

Cuidados inmediatos después de la vacuna

Algunas personas pueden presentar reacciones alérgicas a la sustancia que se les inyecta. Por esa razón, los vacunados deben permanecer en observación al menos 20 minutos después de la aplicación.

Las reacciones alérgicas se presentan con síntomas leves como urticaria o inflamación de la zona, pero pueden presentarse casos de anafilaxia, una reacción alérgica grave.

Los síntomas de una anafilaxia pueden variar entre dificultad para respirar, inflamación de la garganta, debilidad, taquicardia, mareos, vómitos, desmayos o convulsiones.

La anafilaxia es rara y se presenta en 1.3 casos entre 1 millón de dosis; no obstante, quienes aplican la vacuna están preparados para atender una reacción alérgica.

La adrenalina intramuscular y la reanimación cardiopulmonar son los tratamientos más comunes para contrarrestar una reacción alérgica grave.

Cuidados y síntomas después de la vacuna

En caso de no presentar ninguna reacción alérgica grave, las personas vacunadas pueden retirarse del complejo hospitalario o el punto de vacunación donde la recibieron.

Sin embargo, dependiendo de cada persona y tipo de vacuna se pueden presentar efectos secundarios en horas o días posteriores que no son graves, pero pueden causar molestia.

Inflamación en el área inyectada, dolor de cabeza, agotamiento, náuseas, molestias gastrointestinales o fiebre son algunos de los efectos que puede tener cualquier vacuna.

Esto no significa que el organismo se haya contagiado de la enfermedad de la cual recibieron la vacuna, sino son los efectos comunes de la inyección.

Se recomienda utilizar compresas de agua fría en la zona inflamada, beber suficiente líquido y, en casos de fiebre o dolor intenso, tomar un analgésico recetado por un médico.

Es raro que se recomiende un calmante para el dolor en adolescentes y adultos, pues suele pasar después de algunas horas.

Es más común utilizarlo en bebés o niños después de sus primeras vacunas y suelen llevar un tratamiento de hasta dos días posteriores a la aplicación.

¿Qué sigue después de una vacuna?

Es importante consultar el estado de vacunación personal para dar seguimiento a la plantilla de vacunas y completarla.

También hay que seguir las instrucciones médicas en caso de que se necesite un refuerzo, dependiendo de la vacuna aplicada, y se debe seguir cuidando el organismo para mantener una buena salud.

En el caso de la vacuna de COVID-19, se deben seguir las recomendaciones sanitarias de higiene y cuidados básicos como el uso de mascarilla hasta que la Organización Mundial de la Salud lo recomiende.

mini:


No te pierdas:

Reacciona
Comparte